Tráfico | T 77° H 82%

Automovilismo/Motociclismo

Las flechas de plata de Mercedes favoritas en las Bodas de Oro de Silverstone

WUNI News
07/03/2014 8:19 AM
Actualizada: 07/03/2014 9:40 AM

Madrid, 3 jul (EFE).- Los Mercedes del alemán Nico Rosberg, líder del Mundial, y del inglés Lewis Hamilton, segundo en el campeonato, se presentan de nuevo como grandes favoritos al triunfo en el Gran Premio de Gran Bretaña, la novena prueba del Mundial de Fórmula Uno, que se disputa este fin de semana en Silverstone (Inglaterra).

El equipo alemán ha ganado siete de las ocho carreras disputadas este año. Rosberg, vencedor en los Grandes Premios de Australia, Mónaco y Austria, lidera el Mundial con 165 puntos, 29 más que Hamilton, que ganó los de Malasia, Bahrein, China y España.

Juntos han firmado ‘dobletes’ en todas las pruebas en las que terminó Hamilton (seis) y tan sólo vieron quebrada su aplastante hegemonía en el penúltimo Gran Premio, el de Canadá, donde se estrenó como ganador el australiano Daniel Ricciardo (Red Bull).

Rosberg, segundo en todas las pruebas que no se ha anotado este año, viene de ganar en Spielberg el Gran Premio de Austria, donde logró su séptima victoria en Fórmula Uno, superando las seis de su padre, el mítico Keke, ganador del Mundial del 82 para Finlandia.

Nico, que el pasado fin de semana festejó en Ibiza su vigésimo noveno cumpleaños, intentará, con permiso de Hamilton -el ídolo de la afición local-, revalidar su triunfo del año pasado en Silverstone, que festeja este fin de semana la organización, por quincuagésima vez, del Gran Premio de Gran Bretaña.

La mítica pista inglesa albergó en 1950 el primer Gran Premio de la historia de la F1. Y desde entonces, quitando las doce veces que se corrió en Brands Hatch (en Kent) y las cinco de Aintree (cerca de Liverpool), ha sido la sede del resto de los disputados en Gran Bretaña: 47 en total.

Como también organizó los Grandes Premios de 1948 y 1949 -anteriores a la creación de la Fórmula Uno-, Silverstone celebrará este fin de semana sus Bodas de Oro, con desfiles de monoplazas y pilotos legendarios, entre ellos el cuádruple campeón mundial francés Alain Prost, plusmarquista de victorias allí, con cinco.

Con las ‘flechas de plata’ favoritas, el español Fernando Alonso (Ferrari), único de los que estarán en pista con dos triunfos en Silverstone (2006, con Renault; y 2011), buscará subir a un podio al que este año -el quinto desde que pilota para la escudería de Maranello- sólo accedió una vez, en China, donde fue tercero.

El doble campeón mundial asturiano, que subió otras cuatro veces al ‘cajón’ en Inglaterra -fue segundo en 2005, con Renault; en 2007, con McLaren, y en 2012; y tercero el año pasado-, ha exprimido todo lo posible un monoplaza con prestaciones inferiores a lo esperado y es cuarto en el Mundial, con 79 puntos, cuatro menos que Ricciardo. Que a su vez le saca 23 a su compañero el cuádruple campeón del mundo alemán Sebastian Vettel, quinto, añorando los días de gloria de los pasados cuatro años.

Después de haberlo hecho durante los últimos tres Grandes Premios con neumáticos blandos y superblandos, en Silverstone, un circuito con curvas rápidas y muy “de piloto”, se rodará con compuestos medios (reconocibles por la raya blanca) y duros (color naranja).

Con una longitud de 5.891 metros -la segunda pista más larga del Mundial, tras la de Spa-Francorchamps (Bélgica)-, el domingo está previsto que se den 52 vueltas para completar un recorrido de 306,8 kilómetros, una vez que la calificación del sábado haya ordenado la formación de salida de la novena carrera del año.

Y a partir de mañana, viernes, los equipos podrán empezar con sus probaturas, en una jornada en la que el español Dani Juncadella, piloto reserva de Force India, rodará en el primer entrenamiento libre, al igual que la escocesa Susi Wolff, que se convertirá en la sexta mujer en participar en alguna sesión de un Gran Premio cuando acelere con un Williams.

Equipo que brilló en Austria, donde el brasileño Felipe Massa volvió a arrancar, seis años después, desde la ‘pole’, antes de acabar cuarto. Por detrás de su compañero finlandés Valtteri Bottas, que, tras salir asimismo desde la primera fila, logró su primer podio en F1, en una prueba en la que Alonso fue quinto y su colega finés Kimi Raikkonen, décimo, confirmó su peor arranque de campaña.

El mexicano Sergio Pérez (Force India) -que este año volvió a subirse a un podio, al acabar tercero en Bahrein- fue sexto en Spielberg, donde firmó la vuelta rápida y la gran remontada, tras haber salido decimosexto en parrilla. Undécimo, con 28 puntos, ‘Checo’ intentará seguir avanzando en la mítica pista inglesa.

En la que su compatriota Esteban Gutiérrez (Sauber) buscará sus primeros puntos del año, al igual que Pastor Maldonado (Lotus), único venezolano que ha ganado un Gran Premio, el de España de 2012. Y en la que la mayoría apostará de nuevo por las flecha de plata: Mercedes también lidera con holgura el Mundial de constructores, con 301 puntos, 158 más que Red Bull; y con más del triple de las unidades (98) que suma la escudería que preside el italiano Luca Cordero di Montezemolo.