Tráfico | T 62° H 80%

Economía

Merkel presenta sus prioridades para la UE en un guiño a Londres

WUNI News
07/03/2014 4:00 PM

Berlín, 3 jul (EFE).- La canciller alemana, Angela Merkel, desgranó hoy sus prioridades para la Unión Europea en los próximos años, una agenda de corte liberal y más austeridad que difiere en la acentuación de la acordada por los países de la UE la semana pasada y resalta las demandas británicas.

La propuesta, perfilada por la canciller ante el congreso del ala económica de su partido, la Unión Cristianodemócrata (CDU), se centra en aprovechar el potencial de las nuevas tecnologías, reducir las trabas burocráticas, recortar las competencias de la Comisión Europea (CE) y cerrar un acuerdo de libre comercio con EEUU.

A través de estos puntos, argumentó la jefa del Gobierno alemán, se consolidará la recuperación económica europea y se podrán crear puestos de trabajo para los “millones de desempleados” que actualmente hay en la UE.

Además, en la agenda deben mantenerse otras prioridades, agregó Merkel, como la consolidación fiscal que ella impulsó en toda la Unión Europea (UE) y la implementación de reformas estructurales para mejorar la competitividad.

“Tres años después de haber aprobado el nuevo pacto de estabilidad volvemos a discutir lo que no deberíamos discutir nunca”, afirmó en referencia al debate, espoleado en las últimas semanas por los Gobierno de Francia e Italia, para flexibilizar los límites y plazos para reducir el déficit.

Merkel disfrutó de un público de empresarios y correligionarios proclives a este discurso y del apoyo de ponentes que apuntaron en la misma dirección, como el primer ministro de Irlanda, Enda Kenny, el miembro francés del comité ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), Benoit Coeuré, el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, y su propio ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble.

Coeuré instó en su intervención a los países de la eurozona a “no abandonar la consolidación fiscal” e incluso a “acelerar las reformas”, ya que el ajuste -dijo- es “esencial”.

“Cumplan con las normas acordadas”, advirtió sobre los límites de déficit, “y no traten de retorcer las normas hasta el punto de que se pueda poner en cuestión la credibilidad del marco legal”.

Según Coeuré, las reformas deben acabar con la sobrerregulación, promover la productividad y permitir que las empresas se puedan centrar en innovar y crecer.

Por su parte, Schäuble apostó por implementar las reformas aprobadas y cumplir lo pactado: “Se trata simplemente de implementar todo lo acordado. Si lo hubiésemos hecho no haría falta hablar de flexibilización”.

Sobre la denominada “agenda digital”, Merkel señaló que las nuevas tecnologías “se están fundiendo” con la industria tradicional y que Europa debe reaccionar para ser competitiva -entre otras cuestiones, creando un “mercado digital común”- o corre el riesgo de ser “sobrepasada” por otros países.

Con respecto al tratado de libre comercio con EEUU, abogó por combatir los “falsos argumentos” con los que se critica el acuerdo que actualmente negocian Bruselas y Washington y por “lograr que se apruebe” finalmente.

“Tenemos mucho trabajo por delante, pero estoy absolutamente comprometida con el acuerdo”, apostilló.

Además, indicó que Europa debe pasar de apoyar financieramente proyectos de infraestructuras, como ha hecho de forma intensa en el pasado, a invertir en “ideas con valor añadido”.

El primer ministro irlandés se posicionó de forma similar a la canciller durante su intervención, en la que dibujó una agenda que acentúa la reducción de la burocracia, la mejora del flujo del crédito, el acuerdo comercial con EEUU y la consolidación fiscal.

“Tenemos que seguir tomando decisiones, que a veces son duras, que a veces son muy difíciles de explicar y que generan frustración e incomprensión, pero tenemos que tomar estas decisiones para cumplir con nuestro mandato”, aseguró.

Además, los líderes europeos tienen una tarea más, a juicio de Kenny: “tenemos que asegurar que el Reino Unido permanezca en la UE”.

Merkel y otros líderes europeos han tratado de enfatizar la importancia de la agenda de prioridades europea -incluyendo las demandas de Londres- frente a la elección de cargos tras la oposición del primer ministro británico, David Cameron, a la nominación de Jean-Claude Juncker a la presidencia de la Comisión Europea.

Cameron advirtió que la salida de Reino Unido de la UE estaba más cerca si salía elegido Juncker, al que considera demasiado federalista y no apto para el puesto.

Etiquetas