Tráfico | T 70° H 84% | Powered by Yahoo! Weather

Mundo

Poroshenko dispuesto a un nuevo alto el fuego en Ucrania con menos condiciones

WUNI News
07/03/2014 8:48 AM
Actualizada: 07/03/2014 2:41 PM

Kiev, 3 jul (EFE).- El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, se declaró dispuesto hoy a un nuevo alto el fuego en el este del país, con condiciones que pueden ser más aceptables para los separatistas prorrusos.

En una conversación telefónica con el vicepresidente de EEUU, Joseph Biden, Poroshenko mostró su disposición a volver al alto el fuego tan pronto como se confirme la determinación de los sublevados a respetarlo plenamente y a liberar a todos sus prisioneros.

Otra condición del presidente ucraniano es el establecimiento del control sobre la frontera ruso-ucraniana, con la cooperación de Rusia y bajo la vigilancia de la OSCE (Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa).

El líder ucraniano también aceptó iniciar “negociaciones políticas sustanciales sin ninguna otra condición añadida” con los sublevados, algo a lo que siempre se había negado hasta ahora.

En su plan de paz, cuyo incumplimiento por los rebeldes fue el argumento para dar por terminado hace tres días el alto de fuego que regía desde el 20 de junio, Poroshenko exigía a los separatistas que depusieran inmediatamente las armas y abandonaran el país si así lo deseaban.

Las tropas ucranianas relanzaron en la madrugada del pasado martes las acciones militares contra los rebeldes después de que Poroshenko diera por terminado el alto de fuego.

Sin embargo, gracias al esfuerzo de la comunidad internacional, los ministros de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, y de Ucrania, Pavló Klimkin, se comprometieron ayer en Berlín a trabajar por un alto el fuego “duradero” que respeten todas las partes implicadas.

Por otra parte, el presidente de Ucrania promovió hoy el nombramiento de un nuevo ministro de Defensa, Valeri Gueletéi, al que exigió reformas estructurales en las Fuerzas Armadas ucranianas.

Gueletéi, de 46 años, se convirtió así en el tercer titular de Defensa después del derrocamiento en febrero del presidente Víktor Yanukóvich.

Su antecesor, Ígor Teniuj, dimitió a finales de marzo después de que la Armada de este país perdiera casi la totalidad de sus navíos en Crimea, anexionada por Rusia.

En su primer discurso ante la Rada (parlamento ucraniano), el nuevo ministro no dudó en prometer no sólo la victoria sobre los sublevados prorrusos que actúan en las regiones de Donetsk y Lugansk, sino también la recuperación de Crimea.

“Estoy convencido de que Ucrania ganará (en el enfrentamiento con separatistas prorrusos en el este del país) y créanme que el desfile de la victoria sin duda se celebrará en Sebastopol (ciudad crimea, puerto base de la Armada ucraniana hasta su anexión por Rusia)”, aseveró.

En otro nombramiento considerado fundamental por el presidente para acercar la victoria sobre los rebeldes, Poroshenko designó al multimillonario Yuri Kosiuk como jefe adjunto de su Administración presidencial.

El jefe de Estado ucraniano reconoció que la “operación antiterrorista” lanzada a mediados del pasado mes de abril ha puesto de manifiesto la total desintegración de los sistemas de abastecimiento a las Fuerzas Armadas.

Poroshenko llegó a la Rada con las prometidas reformas constitucionales bajo el brazo, pero se encontró con la reticencia de dos de los tres partidos que forman la coalición de Gobierno, entre ellos Batkivshina, la principal fuerza política del país, para dar luz verde a sus propuestas.

Tanto Batkivshina -liderada por la exprimera ministra Yulia Timoshenko, contrincante de Poroshenko en las presidenciales de mayo-, como el ultranacionalista Svoboda, no están de acuerdo con las propuestas de descentralización del presidente ni tampoco con su intención de asumir más poder ejecutivo.

La reforma propuesta por Poroshenko permitiría al presidente el nombramiento directo del fiscal general y del jefe de los servicios secretos, y le concedería también la prerrogativa de proponer a la Rada al candidato para la jefatura del Gobierno “tras mantener consultas con las facciones parlamentarias”.

La actual Constitución, en cambio, establece que son los grupos parlamentarios quienes proponen al presidente el nombre del candidato a primer ministro para que luego el jefe de Estado traslade su propuesta a la cámara.

En paralelo a la actividad política, la amplia ofensiva relanzada hace tres días por las fuerzas ucranianas continuó hoy en todo el norte de las regiones de Donetsk y Lugansk, donde los combates han causado nuevas víctimas mortales tanto entre los bandos enfrentados como entre los civiles.

Una niña de 10 años perdió a sus padres y resultó herida cuando el coche en el que circulaba la familia explotó al pisar supuestamente una mina en la ciudad de Kramatorsk, vecina de Slaviansk, según la Guardia Nacional de Ucrania, que responsabilizó a los separatistas de la tragedia.

Por otro lado, al menos un soldado ucraniano murió esta madrugada en un ataque de los sublevados contra las posiciones del ejercito, mientras que nueve miembros de la Guardia Fronteriza de Ucrania (GFU) resultaron heridos en combates por dos puestos fronterizos en la frontera con Rusia.