Tráfico | T 52° H 93%

Inmigración

Primera dama de Guatemala conmovida por el drama de los inmigrantes en EE.UU.

WUNI News
07/03/2014 8:44 PM
Actualizada: 07/03/2014 8:59 PM

Tucson (EE.UU.), 3 jul (EFE).- La primera dama de Guatemala, Rosa Leal de Pérez, se mostró hoy conmovida tras su visita a una morgue de Arizona (EE.UU.) donde se guardan los restos de cientos de inmigrantes que perdieron la vida en el desierto en los últimos años y todavía no han sido identificados.

La esposa del presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina, visitó la oficina forense del condado Pima, en Arizona, donde constató las fatales consecuencias que a veces tiene la aventura de llegar a EE.UU. para muchos indocumentados de origen latinoamericano y conoció la terrible situación en la frontera con México.

En la oficina forense le explicaron a la primera dama el proceso que se lleva a cabo cuando se encuentra un cuerpo y la difícil tarea de encontrar a los familiares de muchos de ellos.

Leal de Pérez logró el compromiso de la oficina forense para firmar un convenio con una fundación en Guatemala que trabajará con la organización humanitaria Colibrí en la identificación de los cuerpos de inmigrantes guatemaltecos.

La primera dama reiteró su llamamiento a los padres a que no arriesguen la vida de sus hijos y evitar que terminen en una morgue en Estados Unidos.

“Los coyotes (traficantes de personas), con tal de ganar dinero, los engañan, ellos negocian con la vida de estas criaturas”, dijo Rosa Leal de Pérez, quien agregó que es consciente de que en Guatemala hay pobreza “pero hay que darle más valor a la familia que hacer miles de dólares”.

Durante su visita de cuatro días a Arizona, la esposa de Pérez Molina participó en actos como la inauguración el martes del albergue “Estrella del Norte”, en Tucson, donde fueron trasladados el lunes más de cien menores que se encontraban en la estación de la Patrulla Fronteriza en Nogales.

“Estas criaturas no pudieron caer en mejores manos, todo el personal tiene un corazón increíble y son muy humanos”, dijo la primera dama durante su visita al albergue.

“Creo que aquí van a recibir cariño y a superar ese trauma que vivieron para llegar a este país donde buscan una mejor oportunidad”, añadió.

La primera dama guatemalteca insistió que la mayoría de los menores con los que pudo conversar en el albergue están buscando la reunificación familiar.

“Estuve hablando con unos chiquitos que no conocieron a su papá, él se vino hace 8 años, la edad de la niña, la mama se vino hace cinco años, esta niña se quedó con su abuelita en la casa y la mamá se vino con los otros hijos”, señaló Leal de Pérez.

La esposa del presidente Pérez Molina dijo que después de haber sobrevolado el desierto con la Patrulla Fronteriza tiene claro que “solo la mano de Dios tiene a estas criaturas donde están ahora”.

Añadió que aunque los niños están contentos por reencontrarse con sus familias, en sus rostros se les nota la tristeza por todo lo que han vivido.

“Vamos a conseguirles becas y a motivarlos para que se queden en su país”, indicó Leal de Pérez.

La primera dama también visitó la estación de autobuses Greyhound en Tucson, donde han sido liberadas cientos de familias inmigrantes.

Allí habló con familias que acaban de ser liberadas, y entre lágrimas una inmigrante guatemalteca que estaba con su hija le dijo que salieron de su país por falta de oportunidades.

Ella esperaba el autobús para emprender el viaje a Chicago (Illinois), donde la esperaba su familia.

La primera dama también visitó el centro de detención de migración en Florence, Arizona, donde hay guatemaltecos que están a la espera de ser deportados.

En la tarde, Leal de Pérez se trasladó a Phoenix, donde visitó el albergue Hacienda del Sol y se reunió con miembros de su comunidad.

La primera dama emprenderá este viernes el viaje de regreso a Guatemala, comprometida para trabajar por la infancia de su país para que tengan las oportunidades que buscan en Estados Unidos, según dijo.