Tráfico | T 37° H 75%

Mundo

Aparece sin abrir la fuente radiactiva robada en México

WUNI News
07/04/2014 12:39 PM
Actualizada: 07/04/2014 4:40 PM

México, 4 jul (EFE).- La fuente radiactiva que estaba dentro de una camioneta robada ayer en el centro de México fue encontrada hoy sin abrir, por lo que no hubo riesgos de contaminación a la población, informaron hoy a Efe fuentes oficiales.

La camioneta robada apareció esta mañana, pero en su interior no se encontraba la fuente de iridio 192, utilizada en radiografía industrial.

Sin embargo, fuentes de la secretaría de Gobernación dijeron a Efe que unas horas después se encontró el material y, como no había sido abierto, no supuso ningún riesgo para la población.

La Coordinación Nacional de Protección Civil de México emitió ayer una alerta por el robo registrado en el municipio de Atizapán de Zaragoza, en el Estado de México, de esta fuente que podía “resultar peligrosa para la salud humana”.

La institución precisó que la alerta fue dirigida a las unidades de Protección Civil en el Estado de México, el Distrito Federal, Morelos, Puebla, Tlaxcala, Guerrero, Michoacán, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Oaxaca y Veracruz.

Tanto el vehículo como la fuente son propiedad de la empresa Novo Control. La camioneta cuenta con los rótulos de la firma y el aparato con los logotipos de material radiactivo.

Este es el tercer incidente de esta naturaleza que sucede en México desde diciembre, cuando fue robado equipo médico con material radiactivo (cobalto-60) mientras era trasladado en un camión para su almacenamiento como desecho.

Al cabo de una intensa búsqueda, el vehículo, el equipo médico y el material radiactivo fueron hallados dos días después en una zona despoblada del municipio de Hueypoxtla (Estado de México).

El 11 de junio pasado, Gobernación emitió la alerta por el robo de un aparato para medir la compactación de suelos con dos fuentes radiactivas de baja peligrosidad: cesio-137 y americio/berilio.

El material fue hallado el 18 de junio en Tultitlán, también en el Estado de México, y fue retirado del lugar para su resguardo definitivo sin afectación a población.