Tráfico | T 53° H 64%

Fiesta del Fútbol

Argentina y Messi ponen en juego su futuro

WUNI News
07/04/2014 10:11 AM
Actualizada: 07/04/2014 11:42 AM

Brasilia (Brasil), 4 jun (EFE).- Argentina y Bélgica disputarán mañana en el estadio Mané Garrincha de Brasilia un duelo de estilos, en busca de una pasaporte a las semifinales del Mundial de Brasil 2014.

La selección albiceleste, liderada por Lionel Messi, buscará volver a pasar a semifinales después de 24 años, ya que la última vez que lo consiguió fue en la cita de Italia, en 1990.

Con dos títulos mundiales, de local en 1978, y en México 1986, el primer gran desafío de la plantilla conducida por Alejandro Sabella en esta Copa del Mundo era disputar siete partidos y volver a ubicar a la Argentina entre los cuatro mejores del planeta fútbol.

El conjunto sudamericano llega a esta instancia luego de obtener de forma invicta y con puntuación perfecta el grupo F, y de superar en la prórroga a Suiza en los octavos de final.

Para este duelo, el equipo albiceleste no podrá contar con el lateral izquierdo Marcos Rojo, por acumulación de tarjetas amarillas, y será reemplazado por José María Basanta.

A pesar de que el seleccionador mantiene el interrogante sobre su once inicial, esa sería su única variante con respecto a la alineación que comenzó el duelo frente a los suizos.

“El primer objetivo es estar entre los cuatro primeros. Ahí es otra historia. Obvio que el sueño es salir campeón, pero no se puede ni se debe ir más allá de Bélgica”, enfatizó Javier Mascherano.

Por su parte, Bélgica cumplió con las expectativas generadas en la previa a este Mundial en su regreso a estas citas ecuménicas del fútbol tras doce años de ausencia.

Con puntuación ideal en el grupo H, tras sus victorias ante Argelia, Rusia y Corea del Sur, el conjunto que conduce Marc Wilmots también tuvo que apelar a la prórroga en octavos de final para superar a los Estados Unidos (2-1).

En busca de emular su mejor actuación histórica en Mundiales, cuando alcanzó las semifinales y fue cuarto en México 1986, los Diablos Rojos han despertado gran fervor en su país.

Para este compromiso contra Argentina, el seleccionador mantiene dos dudas para su formación inicial.

La primera es en el medio del campo con la inclusión de Dries Mertens para tener un esquema más ofensivo, o Steven Defour para tomar algunas precauciones para contener la ofensiva albiceleste.

La otra incógnita de Wilmots es el delantero centro, entre Divock Origi o Romelu Lukaku.

Si Lionel Messi nos regatea a alguno de nosotros, habrá un segundo y un tercero para frenarle”, advirtió Jan Vertonghen, elegido quinto mejor futbolista del Mundial por la FIFA.

Como sucedió con cada presentación de Argentina en este Mundial, las medidas de seguridad serán tema excluyente esta vez en la capital brasileña.

La ‘marea albiceleste’, que se estima alrededor de 90.000 simpatizantes en Brasilia, en su mayoría no tienen entrada como sucedió hasta ahora en Río de Janeiro, Belo Horizonte, Porto Alegre y Sao Paulo.

Este duelo entre argentinos y belgas tiene una historia de cuatro encuentros, y dos de ellos mundialistas.

Un triunfo del conjunto europeo (1-0) en el estreno del Mundial de España en 1982 donde la albiceleste llegaba como campeona de mundo, y una victoria del equipo sudamericano (2-0) en la semifinal de la Copa del Mundo de México 1986.

Además los duelos entre estas dos selecciones registra un antecedente olímpico en los cuartos de final de Amsterdam 1928 con triunfo argentino (6-3) y un amistoso en 1984 disputado en Bruselas también con éxito albiceleste por 2-0.

- Alineaciones probables:

Argentina: Sergio Romero; Pablo Zabaleta, Federico Fernández, Ezequiel Garay y José María Basanta; Ezequiel Lavezzi, Fernando Gago, Javier Mascherano y Ángel Di María; Lionel Messi y Gonzalo Higuaín.

Seleccionador: Alejandro Sabella.

Bélgica: Thibaut Courtois; Toby Alderweireld, Daniel Van Buyten, Vincent Kompany y Jan Vertonghen; Axel Witsel y Marouane Fellaini; Dries Mertens o Steven Defour, Kevin De Bruyne y Eden Hazard; y Divock Origi o Romelu Lukaku.

Seleccionador: Marc Wilmots.

Árbitro: Nicola Rizzoli (Italia).

Estadio: Mané Garrincha de Brasilia.

Hora: 13.00 (16.00 GMT).

Etiquetas