Tráfico | T 56° H 97%

Espectáculos

Barenboim declara que Israel no tiene derecho a administrar la culpabilidad colectiva

WUNI News
07/04/2014 1:30 PM

Madrid, 4 jul (EFE).- Es “una infamia” que hayan matado “a tres niños israelíes”, pero Israel “no tiene derecho” a responder con un bombardeo, administrando “la culpabilidad colectiva”, como si la II Guerra Mundial “no hubiera enseñado nada”, ha asegurado hoy a Efe el director y pianista argentino-israelí Daniel Barenboim.

Barenboim, que actuará mañana y pasado en Madrid y el día 7 en Barcelona, ha asegurado que está “muy dolorido como ser humano y como israelí”, porque hayan matado “a tres niños” -los adolescentes secuestrados en Cisjordania que aparecieron muertos el pasado lunes-, pero también “por el hecho de que el gobierno de Israel se sienta capaz de distribuir una culpabilidad colectiva”.

“Eso ya lo aprendimos de la II Guerra Mundial: que ningún ser humano tiene el derecho de hacer eso. Que encuentren a quienes han hecho una cosa tan infame como matar a tres niños, pero no ir a bombardear toda una zona”, ha subrayado.

Está convencido de que el “gran problema” de la orquesta que fundó en 1999 junto al intelectual palestino Edward Said, la West- Eastern Divan (WEDO), formada por músicos árabes e israelíes, es que está a “años, sino a generaciones, antes de su tiempo”.

Divan, como él la llama, está “muy bien vista por una minoría en Israel y una minoría en Palestina y muy mal vista por la mayoría, que está creando todos los escándalos y toda la crueldad que hay ahora en la región”.

La gente que “no ve la necesidad del Divan”, ha dicho, en referencia a la polémica de hace dos años con un portavoz del Partido Popular que cuestionó la continuidad de la orquesta en España -su sede está en la localidad sevillana de Pilas (sur)- si ganaba las elecciones su partido, es “por cosas” que no tienen nada que ver “con un factor económico”.

“La historia de Divan es un fenómeno histórico, y no lo digo con arrogancia. Es lo único que funciona hoy en día entre israelíes y arabes. Se trata de un trabajo en conjunto que no se puede imaginar”, ha añadido.