Tráfico | T 79° H 66%

Espectáculos

Joe Sacco lleva la Primera Guerra Mundial al metro de París

WUNI News
08/02/2014 12:37 PM

París, 2 ago (EFE).- El dibujante maltés Joe Sacco ha llevado la Batalla del Somme hasta el metro de París a través de un mural de 132 metros de largo y 5 de alto en el que los pasajeros pueden descubrir todos los detalles del primer día de uno de los combates más sangrientos de la Primera Guerra Mundial.

La obra forma parte de un álbum publicado por Sacco (Malta, 1962) en abril pasado, “La Gran Guerra, el primer día de la Batalla del Somme”, en el que el dibujo escogido se despliega alcanzando una longitud de 7 metros.

De ahí nació la idea de colocarla en el metro parisino, dentro de los homenajes que se están realizando en el país con motivo del centenario de la Gran Guerra, al que se unen numerosos actos culturales como exposiciones, conciertos y obras de teatro.

“Ninguna otra persona había hecho una obra tan original como él”, dijo a EFE el director adjunto de la organización Misión del Centenario 14-18, David Zivie, para justificar la decisión de elegir a un autor “que conoce bien los conflictos contemporáneos y la Historia”.

Sacco, según explica, “había hecho muchos álbumes y reportajes, principalmente sobre el conflicto palestino-israelí, pero con ese se centró en la IGM, que le marcó mucho en su infancia con libros e historias que le contaban”.

Se trata de la primera obra del maltés que se expone de manera pública, algo ante lo que el artista se muestra entusiasmado.

“Me encanta la idea de que el arte sea público”, afirmó a principios de julio en una entrevista concedida al diario “Le Monde” el día de la inauguración, donde precisó que con esa última creación no pretendía “transmitir ningún mensaje al público”, sino “mostrar la magnitud de lo que allí pasó”.

La batalla que se vivió a orillas del río Somme, en el norte de Francia, es recordada principalmente porque solo en su primera jornada, el 1 de julio de 1916, murieron 20.000 soldados y otros 40.000 resultaron heridos.

En el mural se representa ese primer día paso a paso, con dibujos hechos en blanco y negro en los que no se ha descuidado el más mínimo detalle.

Los uniformes, las armas o las expresiones de los soldados suponen una fiel reproducción de aquel día, que está reflejado de manera cronológica.

En un principio se puede ver cómo los soldados se preparan para salir al campo de batalla, cómo cargan las armas y cómo al final de la composición algunos cavan tumbas donde entierran a los compañeros que han caído en combate.

Como confiesa Zivie, “Sacco es un autor muy bien documentado gracias a libros y fotografías, lo que le ha permitido realizar un trabajo minucioso y detallado, y así se puede observar en el mural expuesto”.

La única diferencia con respecto a la obra original, que no contiene texto, es que los dibujos están acompañados de pequeñas leyendas explicativas en francés, inglés y alemán.

“Creímos que era necesario, ya que ayudan a conocer mejor el significado de la historia”, declara el director adjunto de la Misión del Centenario.

Situado en la estación de Montparnasse, por donde cada día pasan 300.000 viajeros, el dibujo está colocado a lo largo de un pasillo donde las cintas automáticas que habitualmente sirven para acortar distancias permiten al público disfrutar de esta colosal obra.

El responsable de Patrimonio y Cultura del departamento de comunicación de la entidad del transporte metropolitano de París, Jean Michel Leblanc, explica que se decidió ubicarlo en Montparnasse por la amplitud del espacio disponible.

“Es un lugar único para una obra única”, concluye Leblanc sobre ese mural, que solo estará abierto al público hasta el próximo 31 de agosto, y que no está previsto que sea expuesto en otras estaciones o países.