Tráfico | T 54° H 59%

Mundo

Australia investiga al padre que abandonó a un bebé con síndrome de Down

WUNI News
08/06/2014 3:49 AM
Actualizada: 08/06/2014 10:12 AM

Sídney (Australia), 6 ago (EFE).- Las autoridades australianas han abierto una investigación sobre el hombre que presuntamente abandonó un bebé con síndrome de Down en Tailandia y condenado hace años por abuso de menores, informan hoy medios locales.

Oficiales de los servicios sociales australianos visitaron la casa del hombre y su esposa para comprobar los cuidados que recibe la niña recién adoptada, hermana del menor abandonado en el país asiático, publica hoy el canal ABC.

Según los medios australianos, el hombre, de 56 años, ha sido condenado en varias ocasiones por acosar sexualmente a menores de edad, entre ellas una pena de prisión tres años cuando rondaba la veintena de edad y otra de 18 meses en 1997 por molestar a seis niñas menores, circunstancias conocidas por su actual mujer.

El escándalo comenzó cuando la tailandesa Pattaramon Chanbua, quien sirvió de vientre de alquiler para gestar los hijos de la pareja, acusó a los australianos de llevarse una niña sana y abandonar a su hermano gemelo, Gammy, nacido con Síndrome de Down y problemas cardíacos.

Ambos aseguraron desconocer la existencia del niño y se escudaron en el complicado proceso de alquiler y las dificultades con el idioma en una entrevista a la cadena ABC, mientras que en Channel 9 pusieron en duda que Pattaramon fuera la madre que alquilaron.

La pareja, que vive en la localidad de Bunbury, en el sur de Perth, fue identificada por un amigo de la familia que pretendía respaldar la versión de estos y acusó a la madre tailandesa de estar “mintiendo al mundo”.

Pattaramon, que declaró que la pareja le ofreció 16.000 dólares australianos (14.898 dólares o 11.094 euros) por gestar un hijo para ellos, pidió que la devolución de la niña tras conocer la condena contra el padre.

El caso ha creado una gran polémica en la sociedad australiana donde las autoridades han intensificado el cierre de agencias que se dedican a encontrar vientres de alquiler en Tailandia.

Las autoridades tailandesas han abierto una investigación sobre el uso de estas madres de alquiler, recurso que según la ley local solo está autorizado en el caso de que esta mujer sea familiar de los padres y prohíbe que la gestación se haga a cambio de dinero.

En Australia, solo los habitantes en los estados de Nueva Gales del Sur y Queensland, y en el Territorio de Canberra tienen prohibido contratar este tipo de servicios en el extranjero.

Se estiman que unas 200 parejas australianas se encuentran en espera para adoptar un bebé tailandés mediante este procedimiento.