Tráfico | T 50° H 77%

Mundo

El presidente chino luchará contra la corrupción “sin importar la vida o la muerte”

WUNI News
08/06/2014 4:44 AM

Pekín, 6 ago (EFE).- El presidente chino, Xi Jinping, aseguró al Politburó del Partido Comunista (PCCh) que está dispuesto a luchar contra la corrupción “sin importar la vida, la muerte o la reputación”, poco antes de anunciar la investigación sobre el cargo político más alto de su historia.

Xi pronunció un discurso a puerta cerrada ante los 25 miembros del Politburó, el segundo máximo órgano de poder en China tras el Comité Permanente, el pasado 26 de junio, publica hoy el diario South China Morning Post (SCMP).

El periódico hongkonés, que cita a su vez a otro diario local, el Changbaishan Daily, y a una fuente anónima próxima a la citada reunión, remarca que el artículo original en el que se recogía el discurso de Xi fue publicado el lunes en la web del mencionado rotativo y eliminado poco después por la censura comunista.

El SCMP recupera parte de la alocución de Xi, en la que asegura “dejar atrás mi vida y mi muerte, así como mi reputación personal, en el combate contra la corrupción”.

“Tenemos que asumir la responsabilidad, dado que el Partido y el país han puesto su destino en nuestras manos”, dijo el presidente chino, que no escatimó en metáforas bélicas.

“Los dos ejércitos, el de la corrupción y el de la anticorrupción, están en confrontación y en un callejón sin salida”, añadió, y advirtió que llevaría la campaña antifraude “hasta su punto final”.

El mensaje de Xi va en consonancia con las posteriores medidas tomadas por la cúpula comunista, sobre todo el anuncio oficial del pasado 29 de julio de una investigación de corrupción contra Zhou Yongkang, exministro de Seguridad y el mayor alto cargo en ser objeto de pesquisas desde la creación de la República Popular en 1949.

Sin que haya trascendido si citó a Zhou directamente, el SCMP asegura que en su discurso Xi instó a que la campaña anticorrupción se centrara en cuatro tipos de funcionarios.

Se trata de los que cuentan con gran oposición del público, los que no han frenado el dispendio desde el Congreso del PCCh de 2012 (en el que Xi fue oficialmente designado nuevo líder), los funcionarios jóvenes en puestos clave y quienes puedan de forma potencial asumir cargos más importantes.

Una persona familiarizada con el discurso del presidente aseguró al SCMP que el severo tono del discurso también estaba dirigido a silenciar las críticas y las dudas sobre la autenticidad de su campaña, así como a mostrar su poder ante las posibles facciones dentro de la formación.