Tráfico | T 51° H 66%

Ciencia y Tecnología

Las urbes chinas “suspenden” los nuevos controles de calidad atmosférica

WUNI News
08/06/2014 2:51 AM

Pekín, 6 ago (EFE).- Sólo nueve de 161 ciudades chinas estudiadas cumplieron en la primera mitad de 2014 los estándares de calidad de aire establecidos en el país desde 2012, según un estudio del Ministerio de Protección Ambiental cuyos resultados publican hoy los medios locales.

Las ciudades más contaminadas del país se encuentran en su mayoría en los alrededores de Pekín y Tianjin, las grandes metrópolis del norte chino, una región frecuentemente envuelta en “smog”, indica el estudio oficial.

Xingtai, Shijiazhuang, Baoding, Tangshan, Handan, Hengshui, Jinan, Langfang, Xian y la mencionada Tianjin son las urbes con la peor calidad de aire de China, según el diario oficialista Global Times.

En el otro lado de la clasificación se encuentran, según la investigación, las nueve ciudades que han conseguido mantenerse en los nuevos estándares de calidad atmosférica.

Destacan entre ellas Lhasa (capital del Tíbet), Shenzhen y Zhuhai (en el delta del río Perla y vecinas a Hong Kong y Macao, respectivamente) y las principales ciudades de la isla tropical china de Hainan, Haikou y Sanya.

En 2012, las autoridades de medioambiente chinas establecieron un Índice de Calidad de Aire que mide niveles de dióxido de azufre, monóxido de carbono, partículas inferiores a 2,5 micras y otros elementos altamente contaminantes.

Según los nuevos estándares, el índice debe ser inferior a 100 para garantizar la salud de los habitantes de una ciudad, aunque en ciudades como Pekín los niveles de polución muchos días pueden ser hasta cinco veces superiores, obligando a emitir alertas en las que se recomienda a los ciudadanos que no salgan al aire libre.

Pese a los malos resultados, el estudio ministerial señaló que en la primera mitad de este año la calidad del aire mejoró en 74 ciudades estudiadas, y que el número de días sin polución en la zona de Pekín-Tianjin-Hebei, la más contaminada, aumentó un 3,2 por ciento.

En esa región, en todo caso, una quinta parte de los días del año sufren graves niveles de polución, admitió el estudio.

En mayo de este año el Ministerio de Finanzas chino anunció una partida de 1.620 millones de dólares para reducir la polución en Pekín y alrededores, a los que hay que añadir otros 8.100 millones que la capital pequinesa invertirá con el mismo objetivo en los próximos cinco años.

Ayer, el Gobierno de la capital china anunció que se reducirá progresivamente, hasta su total prohibición en 2020, el uso y venta de carbón en los distritos de la ciudad.

Ese carbón, principal fuente de energía del país pero que a la vez es altamente contaminante, es utilizado por muchas familias del norte de China para alimentar la calefacción doméstica o para cocinar.