Tráfico | T 50° H 100%

Mundo

Los rebeldes se ausentan de las negociaciones de paz de Sudán del Sur

WUNI News
08/06/2014 4:10 AM

Nairobi, 6 ago (EFE).- Los rebeldes de Sudán del Sur no acudieron ayer en Adis Abeba a la ronda de negociaciones de paz con el Gobierno para poner fin al conflicto de ese país, informó la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD), el bloque de países de África Oriental que ejerce de mediador en la crisis.

“El 5 de agosto de 2014, el Movimiento de Liberación Popular de Sudán (SPLM, en la oposición) no asistió al proceso de paz de Sudán”, señaló la IGAD en un comunicado emitido anoche.

Los mediadores instaron a los rebeldes a “cumplir su compromiso para resolver la crisis”, y esperan que “regresen inmediatamente y participen de forma completa en las negociaciones multipartitas, que continuarán el 6 de agosto de 2014″, indica la nota.

La IGAD también instó a la comunidad internacional a urgir a los rebeldes a volver a las negociaciones “sin más demora”.

Las conversaciones se retomaron el pasado lunes en Adis Abeba a tan solo unos días de que finalice la fecha límite acordada el pasado junio por el Gobierno y los rebeldes para formar un Ejecutivo de transición de unidad nacional.

El pasado 10 de junio, el presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, y el líder rebelde, Riek Machar, acordaron la formación de un Gobierno de transición de unidad nacional en el plazo de 60 días, tras el alto el fuego alcanzado un mes antes, que fue violado.

Las conversaciones entre el Gobierno y los rebeldes celebradas dos semanas más tarde fracasaron tras la negativa de la oposición a negociar con partidos políticos y otros representantes sociales.

Un representante de los rebeldes aseguró este lunes que su objetivo es mantener conversaciones directas con el Gobierno de Sudán para poder lograr un acuerdo de paz “concluyente” en el que se contemple un sistema federal de Gobierno.

Los insurgentes también han manifestado su malestar con la presencia de tropas de Uganda, país miembro de la IGAD, que apoyan al Gobierno de Yuba.

Por su parte, el principal negociador del Gobierno, Nhial Deng Nhia, reprochó que la falta de consecuencias para los rebeldes por parte de la comunidad internacional ha permitido que el SPLM intensifique sus operaciones militares en Sudán del Sur, algo que va en contra de los principios acordados en junio.

Las negociaciones de paz se reanudaron en medio de las recientes advertencias de la ONU sobre una inminente hambruna en Sudán del Sur, que ya cuenta con 1,3 millones de personas en niveles de inseguridad alimentaria severa debido al conflicto armado.

El conflicto político iniciado el pasado diciembre en Sudán del Sur entre Kiir, de etnia dinka, y Machar, de los nueres y depuesto un año antes, pronto derivó en un conflicto étnico entre comunidades que se han atacado en los últimos meses.

Las acusaciones de Kiir a Machar, a quien atribuyó haber liderado una intentona golpista, desencadenaron choques que han causado miles de muertos y han colocado al borde de la guerra civil a este joven país, que se independizó de Sudán en julio de 2011.