Tráfico | T 56° H 97%

Mundo

Putin castiga a EEUU y a la UE al prohibir por un año sus importaciones

WUNI News
08/06/2014 1:21 PM
Actualizada: 08/06/2014 2:57 PM

Moscú, 6 ago (EFE).- El presidente ruso, Vladímir Putin, respondió hoy con contundencia a las sanciones adoptadas por Estados Unidos y la Unión Europea por el papel de Rusia en el conflicto ucraniano al prohibir por un año las importaciones desde esos países.

Tras varias semanas de advertencias, Putin emitió hoy un decreto que prohíbe o limita las importaciones de productos agrícolas, materias primas y alimentos procedentes de los países que secundaron las sanciones contra altos funcionarios, bancos, empresas y petroleras rusas, entre otros.

El decreto firmado por el jefe del Kremlin alude a “la adopción de medidas económicas especiales para garantizar la seguridad de la Federación Rusa”.

Estas medidas afectarán a “clases específicas de productos agrícolas, materias primas y alimentos”, lo que podría perjudicar en gran medida a la Unión Europea, cuyas exportaciones de carne, frutas y verduras al mercado ruso son cuantiosas.

Aunque su dependencia de las importaciones se ha reducido en los últimos años, Rusia es un país tradicionalmente importador de productos agrícolas y alimenticios de países de su entorno -Ucrania, el Cáucaso y Asia Central-, europeos y asiáticos.

Los países implicados serán aquellos que “hayan tomado decisiones sobre sanciones económicas contra personas físicas o jurídicas rusas o se hayan sumado a tales decisiones”, añade.

Al mismo tiempo, el decreto abre la posibilidad de que el plazo de prohibición de las importaciones sea modificado.

Putin encarga al Gobierno encabezado por el primer ministro, Dmitri Medvédev, que determine qué productos deben ver prohibida su entrada en el mercado ruso.

Además, encomendó al Ejecutivo que aumente la oferta de productos nacionales e impida un alza de los precios de estos ante la reducción de las importaciones.

Para curarse en salud, el director del departamento de negociaciones comerciales del Ministerio de Economía, Maxim Medvédkov, aseguró hoy que las medidas anunciadas por Putin están en consonancia con la Organización Mundial del Comercio.

Rusia ya había prohibido la importación de frutas y verduras de Polonia, estrecho aliado de Kiev que abogó con especial ahínco por la introducción de sanciones contra Moscú por su apoyo a los insurgentes prorrusos del este de Ucrania.

El Gobierno polaco no ha dudado en tachar dicha decisión rusa de “venganza”.

Además, el 1 de agosto pasado Moscú introdujo un embargo a la importación de soja, maíz y girasol de Ucrania, cuya economía depende en buena medida del comercio con el país vecino.

El gran beneficiado de la medida podría ser América Latina, ya que las exportaciones de frutas, verduras y flores de ese continente no ha dejado de aumentar en los últimos años.

De hecho, el Servicio ruso de Inspección Agrícola y Ganadera convocó para mañana consultas urgentes con los embajadores de Brasil, Chile y Ecuador y el encargado de negocios de Argentina para abordar un aumento de los suministros de alimentos.

El líder ruso ya había encargado ayer al Gobierno “preparar medidas de respuesta” a las sanciones aprobadas por Occidente por el apoyo de Moscú a los separatistas prorrusos en Ucrania.

“Los instrumentos políticos de presión a la economía son inaceptables, contradicen todas las normas y reglas”, aseguró entonces Putin, quien a la sazón afirma que las sanciones permitirán incrementar la independencia económica rusa.

Al mismo tiempo, subrayó que las medidas deben ser tomadas “con extrema cautela, para apoyar a los productores nacionales pero sin perjudicar a los consumidores”.

En una reciente conversación telefónica con el presidente de EEUU, Barack Obama, el líder ruso aseguró que las sanciones eran “contraproducentes” y que “causarán graves daños a las relaciones bilaterales y a la estabilidad internacional, en general”.

Entonces, Obama advirtió a Putin de que Rusia afrontará aún más “costos y aislamiento si no da pasos concretos” para la estabilización de Ucrania.

Washington demanda a Rusia “presionar a los separatistas para que accedan a un alto el fuego, apoyar una hoja de ruta para las negociaciones y detener el flujo de combatientes y armas a Ucrania”.

EEUU y la UE adoptaron hace una semana sanciones económicas contra Rusia por no hacer lo suficiente para rebajar la tensión en Ucrania tras el presunto derribo por parte de los insurgentes de un avión de Malaysia Airlines con 298 personas a bordo en una zona bajo control rebelde.

Las sanciones occidentales, que están dirigidas contra bancos públicos como Gazprombank, petroleras como Rosneft y empresas del sector de la defensa, ya han obligado al Gobierno ruso a replantear su estrategia económica y presupuestaria de cara a este año y el próximo.