Tráfico | T 31° H 63%

Economía | Latinoamérica

La prohibición de Rusia de importar alimentos de Occidente abre las puertas a Brasil

WUNI News
08/07/2014 5:31 PM

Sao Paulo, 7 ago (EFE).- Brasil puede convertirse en uno de los principales beneficiados de la decisión de Rusia de prohibir por un año la importación de todos los alimentos perecederos procedentes de los países que adoptaron sanciones en contra suya por su papel en la crisis de Ucrania, entre ellos España y Estados Unidos.

Si bien la medida supone un duro golpe para Estados Unidos y Europa, principal socio comercial de Rusia, los países latinoamericanos pueden tomar ventaja de la medida, especialmente Brasil, uno de los mayores exportadores de carne procesada del mundo, según analistas consultados por Efe.

El director del Servicio ruso de Inspección Agrícola y Ganadera, Serguéi Dankvert, se reunió hoy con los embajadores de Ecuador, Chile, Argentina y Uruguay en Moscú y tenía previsto hacer lo mismo con representantes de Brasil para abordar la posibilidad de aumentar y diversificar sus importaciones desde América Latina.

Según anticipó el titular de Agricultura brasileño, Neri Geller, al diario Valor, el Gobierno ruso debe dar luz verde para que más de 80 plantas productoras de carnes brasileñas exporten a Rusia.

“Felizmente conseguimos que Rusia liberara 82 plantas nuestras de aves, cerdos y bovinos”, afirmó Geller en declaraciones recogidas por Valor.

Según dijo a Efe el presidente de la Asociación Brasileña de Proteína Animal (ABPA), Francisco Turra, con la aproximación de Rusia a Brasil el país suramericano podría aumentar las exportaciones de carne de pollo en 150.000 toneladas al año e incrementar la facturación hasta 300 millones de dólares anuales.

“El hecho de aproximarse a Brasil es porque saben que el país exporta un producto de calidad”, comentó Turra, quien precisó que probablemente también influyó el hecho de que ambos países formen parte del grupo de los BRICS, del que también son miembros otras grandes economías emergentes: China, India y Suráfrica.

Turra señaló que está prevista una reunión el lunes en la que el Gobierno brasileño informará al sector sobre el resultado de las conversaciones entre Rusia y Brasil.

El secretario de Política Agrícola del Ministerio de Agricultura de Brasil, Seneri Paludo, dijo hoy que la situación puede suponer una “revolución” para la industria brasileña, comparable a la que China provocó en las exportaciones de soja en Brasil cuando intensificó la compra del grano en las últimas décadas.

“Ese anuncio (…) es una gran oportunidad para que el mercado brasileño trabaje para conseguir exportar nuestro maíz y nuestra soja, sea con cola (carne bovina o de cerdo) o con plumas (carne de aves)”, afirmó Paludo durante una rueda de prensa para comentar la proyección de cosecha para 2014.

De acuerdo con la Asociación Brasileña de las Industrias Exportadoras de Carne (Abiec), Rusia es el mayor importador mundial de carne bovina brasileña y sólo en los primeros seis meses del año compró 143 toneladas de este alimento.

En 2013 los rusos compraron 303.623 toneladas de este tipo de carne, ante las 216.873 toneladas de Hong Kong y las 156.952 de Venezuela, otro de los principales importadores de carne de Brasil.

Rusia asestó hoy un duro golpe al sector agroalimentario de Occidente al prohibir la total importación de ternera, cerdo, verduras y hortalizas, frutas, carne de ave, pescado, quesos, leche y productos lácteos desde la Unión Europea, Estados Unidos, Australia, Canadá y Noruega.

Sólo en el caso de la UE, principal socio comercial de Rusia, las importaciones agroalimentarias ascendieron a 12.000 millones de euros el año pasado.