Tráfico | T 31° H 57%

Otros Deportes

Pistorius “no puede librarse de la condena por asesinato”, concluye el fiscal

WUNI News
08/07/2014 5:37 AM
Actualizada: 08/07/2014 12:01 PM

Pretoria, 7 ago (EFE).- Oscar Pistorius “no puede librarse de la condena por asesinato” aunque la jueza acepte su versión de los hechos, declaró hoy el fiscal, Gerrie Nel, al término de la exposición de sus conclusiones finales en el juicio contra el atleta por matar a tiros a su novia, la modelo Reeva Steenkamp.

“Su intención cuando disparó cuatro veces en un pequeño cuarto de baño era matar a un ser humano”, dijo Nel sobre el momento en que abrió fuego Pistorius.

Por su parte, el atleta, que se declara “no culpable”, ha mantenido en el juicio que disparó presa del pánico y por accidente a través de la puerta el retrete creyendo que al otro lado había un intruso que se había colado en su casa.

En su última intervención ante el tribunal, Nel insistió en desechar la versión de los hechos de Pistorius, basándose en las supuestas contradicciones de su defensa.

El fiscal recordó que Pistorius mantuvo en un primer momento, en su declaración jurada por escrito, que disparó contra Steenkamp a través de la puerta del baño al pensar que lo hacía contra un ladrón que se había colado.

Nel también destacó que las primeras personas en llegar al lugar del crimen declararon que el atleta les confió que había matado a Steenkamp al confundirla con “un intruso” y que, sin embargo, Pistorius, al testificar por primera vez ante el tribunal, aseguró que nunca quiso disparar y que lo hizo aterrorizado.

El letrado de la acusación consideró “irreconciliables” lo que llamó “las dos defensas” de Pistorius: la defensa propia y la acción involuntaria.

Por eso, pidió a la jueza que no tenga en cuenta el testimonio del corredor por sus incongruencias y su carácter “diseñado”.

Nel, que acusa al deportista de “asesinato premeditado” después de una supuesta discusión con su novia, mantuvo que el atleta “planificó” matar a Steenkamp en su habitación, entre el momento en que tomó el arma de fuego del lado de la cama y su llegada ante la puerta cerrada del baño para disparar hasta en cuatro ocasiones.

El fiscal mencionó a algunos de sus testigos desde el inicio del juicio el pasado 3 de marzo en el Tribunal Superior de Pretoria para justificar su versión de los hechos y descalificar la del acusado.

Los fundamentos de Nel son los testimonios de los vecinos que oyeron gritos de mujer antes y entre los disparos, la del perito que estableció que Steenkamp pudo gritar tras recibir el primer tiro y la del forense que consideró probable que la modelo comiera horas después de la hora en que, según Pistorius, se acostó la pareja.

El fiscal subrayó la consistencia de todos estos testigos, puesta en duda por el abogado de la defensa, Barry Roux, quien tomó la palabra tras concluir el fiscal su exposición y completará mañana la presentación de sus conclusiones finales.

Durante su turno, Nel se refirió también al cargo por posesión ilegal de munición y a los dos cargos por uso temerario de armas de fuego a los que Pistorius se enfrenta por disparar en dos ocasiones pistolas en lugares públicos, de los que el deportista también se declara “no culpable”.

“Ha quedado claro que el acusado es incapaz de asumir cualquier responsabilidad”, dijo Nel, que recriminó al corredor que se presente “siempre” como “víctima”.

El fiscal aseveró que Pistorius -que tiene las dos piernas amputadas y justifica el miedo a ser atacado que sintió la noche del crimen en su supuesta vulnerabilidad como discapacitado- se ha comportado como un acusado que “no está interesado en decir la verdad, sino en defender su vida”.

Tras hacer mañana la defensa su intervención final en el juicio, la jueza Thokozile Masipa se retirará a deliberar y está previsto que ofrezca su veredicto en dos o tres semanas.

Icono internacional de superación, Oscar Pistorius se convirtió en los Juegos de Londres de 2012 en el primer atleta con las dos piernas amputadas en participar en unas Olimpiadas con atletas no discapacitados.

Pistorius, de 27 años, cayó en desgracia la madrugada del 14 de febrero del año pasado, cuando acabó a tiros con la vida de Steenkamp, que entonces tenía 27 años.

De ser condenado por los cargos de los que le acusa el fiscal, se enfrenta a una condena de cadena perpetua.