Tráfico | T 56° H 64%

Economía | Latinoamérica

Subsidiaria brasileña de América Móvil pide registro como compañía abierta

WUNI News
08/07/2014 5:47 PM

Río de Janeiro, 7 ago (EFE).- La operadora de telefonía móvil Claro, una de las subsidiarias en Brasil de la mexicana América Móvil, solicitó hoy su inscripción inicial como compañía de capital abierto en el país, condición que le impusieron las autoridades para unificar sus operaciones con otras empresas del mismo grupo.

Claro Telecom Participaciones, grupo controlador de Claro, solicitó ante la Comisión de Valores Mobiliarios (CVM) de Brasil autorización para cotizar en la bolsa de Sao Paulo como compañía de categoría A, informó la entidad reguladora del mercado bursátil.

La solicitud no prevé por ahora una oferta pública inicial de venta de acciones, según el registro hecho ante la CVM.

La solicitud se produce una semana después de que la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel, regulador) de Brasil condicionara la unificación de las empresas controladas por América Móvil (Telmex) en el país a la apertura del capital de la compañía resultante.

El regulador aprobó el jueves pasado la petición de Claro para promover una reestructuración societaria que le permita incorporar en su estructura la operadora de televisión por suscripción y acceso a internet Net y la telefónica Embratel.

La Anatel, no obstante, exigió como condición la apertura del capital de Claro para atender algunas exigencias de la legislación y elevar la transparencia de la compañía.

Ello debido a que Claro asumiría Embratel, empresa listada en bolsa que tiene una concesión del Estado para ofrecer servicios de telefonía fija, y la legislación exige que este tipo de concesionarias sean compañías de capital abierto.

Claro, el mayor grupo de América Móvil en Brasil, es la tercera mayor operadora de telefonía móvil en el país, en tanto que Net es líder en el mercado brasileño de televisión por suscripción y acceso a internet por banda ancha.

Embratel era la operadora de llamadas a larga distancia privatizada por el Estado brasileño en la década de 1990 y que actualmente ofrece telefonía fija en varias regiones del país.

Pese a que las tres empresas operan actualmente como parte del mismo grupo y ofrecen servicios conjuntos, utilizan marcas diferentes y estructuras operacionales separadas.

La posible unificación de compañías de telecomunicaciones con operadoras de televisión e internet sólo fue autorizada por Brasil en 2011 con el objetivo de que estos grupos puedan elevar la eficacia de sus operaciones y reducir costos.

La Anatel ya había autorizado este tipo de unificación a compañías como Telefónica Brasil, que ya es cotizada en bolsa y ofrece servicios de telecomunicaciones, internet y televisión por suscripción, y a Sercomtel.