Tráfico | T 56° H 55%

Economía

Ucrania prepara sus propias sanciones para castigar la injerencia rusa

WUNI News
08/08/2014 1:39 PM

Kiev, 8 ago (EFE).- Ucrania anunció hoy que ha preparado una serie de sanciones contra ciudadanos y empresas rusas por financiar el terrorismo en su territorio, en referencia a la sublevación prorrusa en el este del país.

Las sanciones están dirigidas contra 65 compañías rusas y 172 ciudadanos rusos y de otros países que “apoyan y financian el terrorismo y que tienen relación directa con crímenes cometidos en el territorio de Ucrania”, anunció el primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk.

Entre otros “crímenes”, el jefe del Gobierno mencionó la anexión rusa de Crimea (en marzo pasado) o los ataques contra la integridad territorial del país.

“En el marco de la coordinación con nuestros socios occidentales, el Gobierno ha tomado algunas decisiones: ha aprobado un proyecto de ley sobre sanciones”, subrayó.

Yatseniuk explicó que las medidas incluyen congelar activos, retirar licencias, impedir la retirada de fondos o prohibir el tránsito de cualquier tipo de producto por territorio ucraniano.

Las 26 sanciones, que serán previsiblemente convertidas en ley el próximo 12 de agosto por la Rada Suprema (Legislativo), podrían afectar en gran medida a las ingentes inversiones rusas en banca, energía, servicios y telecomunicaciones.

“Es la primera vez en la historia de Ucrania como Estado (independiente) que adoptamos sanciones contra sujetos que han cometido crímenes contra nuestro país y nuestros ciudadanos”, agregó el primer ministro.

En concreto, Yatseniuk aseguró que las sanciones contra las empresas rusas impedirán que Rusia, al que calificó de “país agresor”, pueda modernizar sus Fuerzas Armadas.

“Los artículos de doble uso que Rusia puede usar contra Ucrania u otros países también deben ser incluidas en las sanciones”, comentó.

El primer ministro aseguró que es consciente de que las compañías ucranianas del sector de defensa también saldrán perdiendo, ya que la industria armamentista rusa tiene contratos con ellas.

“Pero, a día de hoy, ya hemos pagado un precio más alto, el precio de la vida humana, cuando Rusia apoya a los bandidos que matan a nuestros ciudadanos”, protestó.

Yatseniuk no aludió expresamente al gas ruso, cuyo suministro fue suspendido en junio por impago, pero que sigue fluyendo hacia los países de la Unión Europea por gasoductos que cruzan el territorio ucraniano.

Y cifró en unos 7.000 millones de dólares las pérdidas por el cese de la cooperación económica con Rusia, pero agregó que la asociación con la Unión Europea y EEUU permitirá a Ucrania diversificar sus exportaciones y poner fin a la dependencia energética de Moscú.

Además, en respuesta a una pregunta, Yatseniuk explicó que las sanciones podría significar la suspensión de “toda clase de tránsito, desde el transporte aéreo al tránsito de recursos”.

No tardó en responder el monopolio ruso del transporte de hidrocarburos, Transneft, que recalcó que las sanciones ucranianas no afectarían a Moscú, que exporta 14 millones de toneladas de crudo a través de territorio del país vecino.

Si resultarían perjudicados, según esa compañía, países como Hungría, la República Checa y Eslovaquia, que reciben entre 6 y 9 millones de toneladas de petróleo ruso, ya que el barril les saldría 10 dólares más caro.

El portavoz de Transneft, Ígor Demin, explicó que la compañía estatal rusa siempre puede suministrar el crudo por otras rutas, como a través del mar Báltico y el oleoducto Druzhba (Amistad).

En cuanto a las sanciones en su totalidad, fuentes diplomáticas rusas comentaron a la agencia Interfax que no reaccionarán hasta que sean aprobadas, ya que puede tratarse de “una picadura de mosquito”.

En el plano militar, Kiev desmintió hoy haber levantado el alto el fuego declarado por el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, en la zona donde fue derribado a mediados de julio un avión malasio con 298 pasajeros a bordo.

“La orden del presidente de Ucrania sobre el alto el fuego en la zona de las operaciones de búsqueda sigue vigente. Los militares ucranianos, al igual que antes, no llevarán a cabo acciones de combate en un radio de 20 kilómetros en torno al lugar de la tragedia”, matiza la nota oficial.

Un grupo de expertos internacionales y la OSCE suspendieron hace dos días la investigación de la catástrofe al entender que no se dan las condiciones necesarias de seguridad en la zona, escenario de combates entre las fuerzas de Kiev y los separatistas prorrusos.

Siete soldados y ocho guardias fronterizos ucranianos murieron y 79 efectivos quedaron heridos en las últimas horas durante la operación para romper el cerco en el que habían caído hace semanas, en una amplia franja de la frontera con Rusia, según el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania, Andréi Lisenko.