Tráfico | T 68° H 37%

Béisbol

El béisbol puertorriqueño resurge por el impacto de los novatos en las Grandes Ligas

WUNI News
08/09/2014 5:06 PM

San Juan, 9 ago (EFE).- El béisbol puertorriqueño vive una emocionante etapa gracias al impacto que han dejado este año ocho jóvenes prospectos como debutantes en las Grandes Ligas ante una baja de ingreso de jugadores en las pasadas temporadas.

Y es que esta campaña, varios noveles jugadores ya han dado un fuerte golpe y marcado su nombre a convertirse en grandes estrellas de las Mayores por su demostración sobre el terreno, tanto con su bate como con su guante.

El destacado cronista puertorriqueño Jossie Alvarado sostuvo en entrevista con Efe que lo que el ambiente deportivo de la isla está viviendo actualmente es similar a lo que ocurrió en las décadas del ochenta y mediados de los noventa, de donde surgieron las estrellas Roberto Alomar, Iván Rodríguez, Juan “Igor” González, entre otros.

“Esto es un nuevo ciclo de prospectos, porque todavía nadie puede decir que van a romper ochenta marcas o que impactarán de igual manera lo que hicieron los de las pasadas décadas, pero hay nombres que claramente se destacarán”, aseguró Alvarado.

Hasta el momento, ocho peloteros puertorriqueños han debutado esta temporada: George Springer (de madre puertorriqueña), Marcus Stroman (madre puertorriqueña), Christian Colón, Enrique “Kike” Hernández, los receptores Christian Vázquez y Roberto Pérez, el inicialista Kennys Vargas y el intermedista Javier Báez.

Este último es quien más ha resonado en los medios de comunicación en EE.UU. y Puerto Rico, así como los seguidores del béisbol en la isla caribeña debido a que en sus primeros cuatro partidos en las Grandes Ligas ha conectado tres cuadrangulares con los Cachorros de Chicago.

Cabe destacar que el primer jonrón de Báez, que también fue su primer imparable, lo pegó en su primer partido esta semana en la duodécima entrada ante los Rockies de Colorado y que le dio la ventaja y posteriormente la victoria a los Cachorros.

Dos juegos más tarde, Báez volvió a resonar su bate cuando disparó dos vuelacercas, aumentando a tres los que lleva en su novel carrera, e impulsó cuatro carreras. El viernes, mientras tanto, pegó su primer imparable en el Wrigley Field, hogar de los Cachorros, aunque se ponchó cuatro veces.

El año pasado debutaron siete puertorriqueños en el gran circo: Nolan Arenado, José De La Torre, Neftalí Soto, Jonathan Díaz, Reymond Fuentes, Johnny Monell y Juan Centeno.

El resurgir de estos 15 peloteros en dos años, que suman a 306 los puertorriqueños en las Grandes Ligas, se debe también al impacto que tuvo el equipo caribeño en la primera edición del Clásico Mundial de Béisbol en 2006.

En aquella escuadra se destacaron Iván Rodríguez, Bernie Williams, Yadier Molina, Carlos Beltrán, Alexis Ríos, Javier Vázquez, Tony Valentín, Javy López, entre otros.

De igual forma, el llamado “Equipo de Ensueño” que representó a Puerto Rico en la Serie del Caribe de 1995 también tuvo mucho impacto en el béisbol de la isla. Algunos de sus miembros fueron Roberto Alomar, Edgar Martínez, Carlos Delgado, “Igor” González, Rubén Sierra y Bernie Williams.

“Los ciclos de calidad de los peloteros no se repiten. Sería injusto que con estos peloteros de ahora y estas circunstancias, y como está viviendo Puerto Rico ahora, sería injusto, pedirle que hagan lo que hicieron los que jugaron en la época de oro”, opinó Alvarado.

La próxima meta es ver en las Mayores a otros prospectos: Carlos Correa, Francisco Lindor y José Orlando Berríos, de quienes Alvarado aseguró que “son los principales prospectos de sus respectivas organizaciones y que deben tener etiqueta de que no van a fallar”.

Jorge J. Muñiz Ortiz