Tráfico | T 30° H 91%

Mundo

La orden religiosa española San Juan de Dios reabrirá su hospital en Monrovia cerrado por el ébola

WUNI News
08/09/2014 2:03 PM

Madrid, 9 ago (EFE).- La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios (OHSJD) informó hoy que enviará un equipo de sanitarios para reabrir el hospital San José de Monrovia (Liberia), de donde el jueves fue repatriado el sacerdote español Miguel Pajares infectado con el virus del Ébola.

En el centro hospitalario quedan aún dos religiosos infectados con el virus hemorrágico, después de la muerte, esta madrugada, de la monja congolesa Chantal Pascaline.

El Hospital San José de Monrovia, cerrado desde el 1 de agosto, tras la muerte de su director, Patrick Nshamdzea, se encuentra en una situación “muy preocupante”, según un comunicado, la ONGD Juan Ciudad, perteneciente a la mencionada orden religiosa, que afirma que el estado del religioso ghanés Georges Combey ha empeorado y la hermana guineana Paciencia Melgar sigue grave.

Ambos están siendo atendidos por el enfermero voluntario William Ekeurm, de Camerún, y por un auxiliar de enfermería.

La ONG asegura que está organizando el envío al centro de un equipo sanitario que permita reabrirlo, ya que actualmente no hay ningún hospital abierto que esté prestando servicios sanitarios a la población liberiana, excepto la unidad de Ébola ubicada en el Hospital ELWA, donde se están derivando todos los casos de esta infección.

“Nos negamos a aceptar que el Ébola no puede ser vencido, y esto lo digo desde la rigurosidad que debemos tener todos los que estamos trabajando en ello”, afirmó José María Viadero, director de Juan Ciudad.

Viadero añadió en la nota que están trabajando “a contrarreloj para enviar un equipo sanitario que pueda llegar lo antes posible al hospital para atender a las personas que están allí”.

La organización también informa de que el estado de salud del sacerdote Pajares y de la hermana Juliana Bonoha, que fueron trasladados el jueves desde Liberia a España en un avión medicalizado puesto a su disposición por el Gobierno español, “sigue estable y no ha habido variación de su situación clínica”, pero no dio más detalles por expreso deseo de los pacientes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) elevó el viernes el brote de ébola a la categoría de “emergencia pública sanitaria de preocupación internacional”, cuando había 1.779 casos detectados con 961 fallecidos, al menos 150 de ellos trabajadores sanitarios.

Junto con Liberia, Sierra Leona y Guinea Conakry son los países más afectados por el brote de Ébola.