Tráfico | T 55° H 94%

Mundo

Los yihadistas liberarán a los soldados libaneses secuestrados si se excarcelan a los presos

WUNI News
08/09/2014 5:52 AM

Beirut, 9 ago (EFE).- Los yihadistas implicados en los recientes choques con el Ejército libanés en la región de Arsal, en el noreste del Líbano, condicionan la liberación de los soldados y policías capturados a la puesta en libertad de un grupo de sus miembros presos.

“Será simple, que liberen a los rehenes islamistas y recibirán a los militares”, afirmó al diario An Nahar un yihadista, cuya identidad no fue revelada, señalando que esa demanda fue hecha al Gobierno y al Ejército libanés.

Medios locales aseguran que la lista de los islamistas comprende 20 nombres, incluido el de Amer Ahmad Yomaa, un responsable del Frente Al Nusra, cuya detención, el pasado sábado, fue presuntamente el detonante de los enfrentamientos en Arsal.

El jefe del Ejército, general Jean Kajwayi, afirmó que el ataque contra las fuerzas de seguridad libanesas estaba “planificado desde hace tiempo y solo esperaban el momento oportuno”.

Se espera que una delegación del Consejo de los Ulemas, que media entre el Estado y los insurgentes, se traslade hoy a Arsal y no se descarta que se pueda lograr un compromiso que permita la liberación de los cautivos en los próximos días.

Las informaciones sobre el número total de efectivos de las fuerzas libanesas en manos de los radicales son confusas, aunque esta semana ya fueron liberados al menos tres soldados y nueve policías.

Según el diario As Safir, cuando se retiraron los elementos armados de Arsal se llevaron con ellos a unos 35 soldados y policías para canjearlos por los presos islamistas encarcelados en la prisión de Rumieh, la mas grande del Líbano y localizada no lejos de Beirut.

Desde hace un tiempo, las fuerzas de seguridad libanesa han reforzado las medidas de seguridad alrededor de la cárcel de Rumieh, tras recibir informes según los cuales los islamistas planearon secuestrar civiles para canjearlos por los suyos.