Tráfico | T 79° H 66%

Mundo

Putin se reúne con Alíev y Sargsián para calmar tensiones por Nagorno Karabaj

WUNI News
08/09/2014 5:40 AM
Actualizada: 08/09/2014 5:34 PM

Moscú, 8 ago (EFE).- El presidente ruso, Vladímir Putin, mantuvo hoy en la ciudad de Sochi encuentros bilaterales con su homólogo armenio, Serge Sargsián, y el mandatario de Azerbaiyán, Ilham Alíev, para rebajar las crecientes tensiones entre ambos países por el enclave de Nagorno Karabaj.

“Con toda certeza, hablaremos sobre los viejos y sensibles problemas que tienen que ver con la solución del conflicto en Karabaj”, afirmó Putin en su residencia “Bocharov Ruchéi” al inicio de la reunión con Alíev, según la agencia Interfax.

Por su parte, el líder azerbaiyano señaló que las cuestiones de seguridad y estabilidad en la región son “temas constantes de la agenda”.

“Por supuesto, abordaremos los asuntos en torno al arreglo del conflicto armenio-azerbaiyano que ya ha persistido demasiado y requiere una solución”, agregó.

Mientras, el mandatario armenio denunció, antes de su entrevista con Putin, el carácter premeditado de la escalada del conflicto en el enclave, ahora bajo control de Ereván.

“Le informaré detalladamente sobre la situación en nuestra región, así como de las causas del agravamiento intencional por parte de Azerbaiyán de la situación en la frontera armenia-azerbaiyana”, dijo Sargsián a Putin.

Sin especificar detalles de las reuniones de hoy, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, no descartó en rueda de prensa que los tres líderes mantengan mañana un encuentro trilateral aparentemente para seguir tratando de buscar vías de solución al conflicto.

Anteriormente, el Kremlin explicó que la reunión se centrará en cuestiones de cooperación entre Rusia y sus socios caucasianos, pero todos los medios fueron unánimes al considerar que el telón de fondo va a ser la situación en Nagorno Karabaj.

“Lo que busca la reunión es solo apaciguar los ánimos en la zona del conflicto de Karabaj”, dijo a Efe Rasím Musabékov, diputado miembro del Comité de Relaciones Exteriores de Azerbaiyán.

En su opinión, “Putin quiere demostrar a la comunidad internacional que no sólo se asocia con la falta de constructivismo por su papel en el conflicto ucraniano, sino que también puede ser pacificador”.

Musabékov afirmó que el líder ruso “intentará calmar a los presidentes de Azerbaiyán y Armenia para que el conflicto de Nagorno Karabaj no entre en una fase aguda”.

Sin embargo, agregó, “no tiene sentido esperar un gran progreso de esa reunión”.

Aún más escéptico se mostró al respecto el presidente del Fondo de Investigaciones Políticas de los países de las regiones del Caspio en Azerbaiyán, Vafa Guluzade, quien aseguró que Putin, siendo socio de Armenia, está interesado en aumentar la tensión en Karabaj para presionar a Bakú.

“Al organizar esa reunión, Putin pretende mostrar a todo el mundo que es él quien lleva los pantalones en el espacio postsoviético”, opinó Guluzade.

Las hostilidades entre azerbaiyanos y armenios, con el mayor número de bajas por la parte azerbaiyana en los últimos veinte años, se reactivaron con intensidad el jueves de la semana pasada.

Ante esta situación, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), encargada de supervisar el alto el fuego desde 1994, pidió una reunión urgente entre los jefes de ambos Estados.

El conflicto entre los dos países vecinos del Cáucaso Sur se remonta a los tiempos de la antigua URSS, cuando el territorio azerbaiyano de Nagorno Karabaj, de mayoría armenia, pidió su incorporación a la vecina Armenia, tras lo que estalló una sangrienta guerra que causó unos 25.000 muertos.

Las tropas karabajíes y armenias ocupan todo el enclave y otros siete distritos azerbaiyanos, que les permitieron unir Nagorno Karabaj a Armenia y crear una “franja de seguridad” que representa un tercio del territorio de Azerbaiyán.