Tráfico | T 61° H 81%

Economía

Casi 50 vuelos cancelados en Lisboa por la huelga de pilotos de la TAP

WUNI News
08/10/2014 3:15 AM

Lisboa, 10 ago (EFE).- Casi 50 vuelos de la aerolínea portuguesa TAP, la principal del país, fueron cancelados en Portugal en la huelga de pilotos celebrada durante la jornada de ayer, dijeron portavoces de la compañía.

El paro, que afectó sobre todo al aeropuerto de Lisboa, el mayor del país, perjudicó a 27.000 pasajeros, que fueron colocados en otras rutas en fechas cercanas al día de ayer.

La empresa calculó que las pérdidas por la huelga no serán superiores a los 9 millones de euros estimados gracias a la reprogramación de rutas.

Los organizadores del paro, el Sindicato de los Pilotos de la Aviación Civil (SPAC), protestaron, entre otros motivos, por la canalización de recursos de la aerolínea TAP, que tiene beneficios, a la división de manutención e ingeniería de Brasil (antigua empresa da brasileña Varig), que ha tenido millonarias pérdidas.

Portavoces del SPAC consideraron “positivo” el respaldo del paro y avisaron de que la empresa pública necesita inversión para ofrecer a los pasajeros un mínimo nivel de calidad.

Los servicios mínimos decretados por el Tribunal Arbitral del Consejo Económico y Social obligaron a los pilotos a realizar 11 vuelos que implican 22 viajes de ida y vuelta, entre ellos uno a Brasilia.

Además de Brasilia (capital de Brasil), se cumplirán las rutas de Maputo (Mozambique), Luanda (Angola), Newark (Estados Unidos), París (Francia), Ginebra (Suiza), Londres (Reino Unido) y Bruselas (Bélgica), así como una conexión al archipiélago de Madeira y otra con Las Azores.

Todos estos destinos fueron considerados prioritarios al contar con mucha población emigrante portuguesa.

El líder de la oposición, el socialista António José Seguro, mostró su preocupación por la situación de la aerolínea de bandera en Portugal y abogó por realizar una privatización “limitada” de la compañía, que estuvo a punto de venderse en el 2012 al empresario brasileño-colombiano Germán Efromovich.

Para Seguro, el Estado luso debe mantener el control de TAP -al menos el 51 % de la empresa- y vender el resto a países lusos-parlante, como Mozambique o Angola.

Tanto en los aeropuertos de Lisboa como en el de Oporto el ambiente era de normalidad, a pesar de las colas en las oficinas de la TAP en demanda de información.