Tráfico | T 57° H 93%

Espectáculos | Latinoamérica

Latinoamérica, presente en la primera edición del festival La Llama en Chile

WUNI News
08/10/2014 10:45 AM

Santiago de Chile, 10 ago (EFE).- Seis bandas en escena, ocho horas de música y miles de fanáticos de países como Argentina, Uruguay, Brasil y Colombia se dieron hasta altas horas de la madrugada de este domingo en Chile en la primera edición del festival de música popular La Llama.

Los argentinos de Bersuit Vergarabat y Catupecu Machu, los uruguayos de No Te Va a Gustar y La Vela Puerca, junto a los chilenos Tomo como Rey y Angelo Pierattini, subieron al escenario del Teatro Caupolicán, en Santiago, hasta dejar exhausto a un variopinto público que cantó, bailó y disfrutó cada canción de principio a fin.

Primero fue el turno del local Angelo Pierattini, quien subió al escenario a las 17:20 (21:20 GMT) y cerró su presentación de poco más de 40 minutos con un homenaje al cantautor chileno Víctor Jara, asesinado en la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), con una emotiva versión de “Manifiesto”.

Lo propio hicieron los argentinos de Catupecu Machu, quienes con su más reciente trabajo, “El grito después” (2014), subieron al escenario a hacer gala de su calidad musical, sintetizando en una batería frenética los éxitos que provocaron las primeras estampidas en el sector de la cancha del Caupolicán.

Los uruguayos de La Vela Puerca terminaron de encender al público, pasadas las 20:30 horas (00:30 GMT del domingo). El incombustible Sebastián Tesysera, el Enano, saltó al escenario con su fiel escuadra para comenzar la fiesta con “Claroscuro”, del disco “A contraluz” (2004).

De todas las latitudes llegaron a ver a La Vela, junto a pancartas de Uruguay y Argentina. Una roja versaba: “La Vela Puerca: Lonquimay, región de La Araucanía, ¡Nación Mapuche Libre!”.

Incluso el entrenador de la selección chilena de fútbol, el argentino Jorge Sampaoli, declarado seguidor de La Vela Puerca, llegó junto a su ayudante técnico, Sebastián Beccacece, para cantar desde el exclusivo palco los éxitos de los uruguayos.

Tomo como Rey, la apuesta local, apareció en el teatro a las 22:10 (02:10 GMT) para convertirlo en una esquizofrénica pista de baile que tenía a argentinos, uruguayos y chilenos bailando hasta en los pasillos, mientras esperaban para comprar comida o bebidas.

Para cerrar su presentación, los chilenos sumaron a unos quince músicos, que, junto a los diez de la banda, llenaron el escenario, esta vez de modo literal.

No Te Va a Gustar (NTVG) hizo evidente el retraso de las presentaciones, una hora más tarde de lo programado, y con un sonido verdaderamente impecable abrieron los fuegos con el “Hijo de las Armas”.

A sus éxitos, NTVG sumó colaboraciones con Germán “Cóndor” Sbarbati y Daniel Suárez de Bersuit Vergarabat para “Verte Reír”, luego con Fernando Ruiz Díaz de Catupecu Machu para una improvisada pero emotiva versión de “Poco” y, finalmente, cerraron su presentación con “No era cierto”, acompañados por Sebastián Tesysera y Sebastián “Cebolla” Cebreiro, de La Vela Puerca.

Para concluir, a la 1:30 de la madrugada hora local (5:30 GMT), subió al escenario la banda más esperada de la jornada, Bersuit Vergarabat, que comenzó con “Huayno 14″, primer tema de su último disco dedicado a Luis Alberto Spinetta, “El Baile Interior” (2014), para seguir luego con la “Danza de los muertos pobres” y con los clásicos de siempre como “Señor Cobranza”.

Rafael González Sepulveda.