Tráfico | T 54° H 43%

Automovilismo/Motociclismo | Nacionales

Márquez continúa haciendo historia y encadena récords uno tras otro

WUNI News
08/10/2014 4:56 PM
Actualizada: 08/10/2014 5:52 PM

Indianápolis (Estados Unidos), 10 ago (EFE).- El español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) continúa haciendo historia al encadenar un récord tras otro después de su décima victoria, ahora en el Gran premio de Indianápolis de MotoGP, que hoy se ha disputado en el circuito Brickyard de esta ciudad estadounidense.

Márquez sumó su décima victoria consecutiva en la categoría reina del motociclismo, con lo que iguala al último piloto que lo consiguió, el australiano Mick Doohan (Honda), en 1997, además de representar el triunfo número cien en la categoría reina y el quinientos del motociclismo español en su historia, tras el de Efrén Vázquez (Honda) en Moto3.

Junto a Marc Márquez en el podio estuvieron su compatriota Jorge Lorenzo y el italiano Valentino Rossi, ambos pilotos oficiales de Yamaha.

Una vez más Marc Márquez se dejó sorprender en la salida, en esta ocasión por los italianos Andrea Dovizioso (Ducati Desmosedici Open), Andrea Iannone (Ducati Desmosedici Open) y Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1), quinto mejor tiempo de entrenamientos, que en la segunda curva ya se puso al frente de la carrera.

Por detrás, el colombiano Yonny Hernández (Ducati Desmosedici Open) y el español Álvaro Bautista (Honda RC 213 V) se tocaron y ambos se fueron por los suelos sin posibilidad de continuar para ninguno de ellos.

Una vez más, con tranquilidad y eficacia, el piloto de Repsol Honda fue recuperando terreno y tras pasar a Iannone inició la caza de Dovizioso y Rossi, que habían conseguido una decena de metros de ventaja, con Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) y Dani Pedrosa (Repsol Honda RC 213 V), a cola de ese grupo.

Valentino Rossi aguantó en cabeza de carrera con un buen ritmo, secundado por Andrea Dovizioso, Marc Márquez y Jorge Lorenzo, autor del récord de vuelta rápida en el tercero giro, pues Andrea Iannone y Dani Pedrosa comenzaron a perder terreno.

En la sexta vuelta se produjo una situación que vino a ayudar a Márquez, pues Dovizioso pasó a Rossi y éste le intentó devolver la jugada poco después pero ambos se tocaron y dejaron el camino libre al líder del mundial para que se pusiese primero, aunque le duró poco esa posición.

Sin llegar a concluir el sexto giro Rossi se rehizo de la situación y superó tanto a Dovizioso como algo después a Marc Márquez, para recuperar la primera posición en la misma vuelta en la que Héctor Barberá (Kawasaki) tomó el camino de su taller con problemas mecánicos.

El equipo de Barberá, en el que continuará la próxima temporada, negocia en la actualidad con Ducati, con cuyo responsable Paolo Ciabatti se reunieron el sábado, para intentar tener sus motos para la próxima temporada dado el bajo rendimiento de las motos de que disponen en la actualidad.

Nuevamente Rossi en cabeza, Marc Márquez tuvo que defenderse de los ataques de Jorge Lorenzo, quien en dos ocasiones al menos le “metió rueda” durante el octavo giro, aunque sin éxito.

En el undécimo giro se produjo un nuevo ataque de Marc Márquez, que doblegó a Valentino Rossi y esa situación la aprovechó Jorge Lorenzo para intentar superar también a su compañero de equipo, lo que provocó algunos momentos extremos que sirvieron para que, por delante, el piloto de Repsol comenzase a abrir hueco camino de su décima victoria consecutiva de la temporada, además de ser las centésima en la categoría reina y la 500 del motociclismo español.

En ese mismo giro el alemán Stefan Bradl (Honda RC 213 V) entró colado en una curva y golpeó al español Aleix Espargaró (Forward Yamaha YZR), que pudo evitar la caída aunque se tuvo que retirar al tener estropeada su moto y el germano se propinó un espectacular revolcón que dejó su moto seriamente dañada.

El ritmo impuesto por el líder del mundial acabó teniendo su recompensa en el decimoquinto giro, en el que Márquez logró el récord del circuito y Lorenzo ya estaba segundo pero a casi un segundo y medio de distancia.

La carrera estaba ya sentenciada y Marc Márquez era nuevamente el vencedor, máxime tras lograr un nuevo récord del circuito a diez vueltas del final con 1:32.831, que incrementó su ventaja hasta casi dos segundos y siempre bien apuntado desde el muro de su taller.

Pedrosa supo sobreponerse a una mala salida y ascender hasta la cuarta posición, pero esa clasificación le deja el camino expedito a su compañero de equipo Marc Márquez para proclamarse campeón del mundo matemáticamente en el Gran Premio de San Marino, en el circuito de Misano Adriático (14 de septiembre), si gana todas las carreras previstas hasta entonces, independientemente del resultado de sus rivales y cinco grandes premios antes del final del campeonato.

Tras Pedrosa se clasificó Pol Espargaró (Yamaha YZR M 1), que supo doblegar a los pilotos de Ducati y a su propio compañero de equipo, el británico Bradley Smith, quien en su caída de ayer volvió a lastimarse seriamente el meñique de su mano izquierda y es más que probable que tras el Gran Premio de la República Checa, la semana que viene, deba pasar por el quirófano.