Tráfico | T 34° H 87%

Economía

Acusan a dos exbanqueros irlandeses de defraudar 8,24 millones de euros

WUNI News
08/11/2014 11:20 AM

Dublín, 11 ago (EFE).- La Policía irlandesa arrestó hoy a dos exdirectivos del Anglo Irish Bank por su supuesta vinculación con el fraude de 8,24 millones de euros cometido en esa entidad, rescatada por el Estado con 30.000 millones de euros en 2009.

Tras su detención, el exdirector de finanzas del Anglo William McAteer y el exdirector general de préstamos Patrick Whelan comparecieron ante un tribunal de Dublín, acusados de violar la legislación respecto a la concesión de préstamos.

La Fiscalía irlandesa indicó hoy que McAteer supuestamente se concedió a sí mismo, de manera fraudulenta, un préstamo de 8,24 millones de euros el 29 de septiembre de 2008, cantidad que avaló con las acciones que tenía en el banco.

Con ese dinero, explicó hoy la acusación, iba a saldar una deuda contraída con el Bank of Ireland, la primera entidad privada del país.

Por su parte, Whelan fue acusado hoy ante el tribunal de participar supuestamente en la operación de concesión del préstamo a McAteer.

El juez instructor John O’Neill puso a los dos exbanqueros en libertad bajo fianza y los emplazó para otra vista que se celebrará el 3 de noviembre.

Un juzgado de Dublín ya sentenció el pasado julio a McAteer y Whelan, de 63 y 51 años, respectivamente, a cumplir 240 horas de servicios comunitarios, tras ser hallados culpables cada uno de diez delitos de fraude cometidos en el Anglo.

La fiscalía demostró que habían estado implicados en la “prestación ilegal de asistencia financiera”, por un total de 450 millones de euros, a diez constructores en julio de 2008, con el fin de revalorizar de manera fraudulenta las acciones del Anglo.

La caída de este banco, ya desaparecido, llevó al Gobierno a nacionalizarlo en 2009 y a invertir casi 30.000 millones de euros en su rescate.

Un año después, ahogada por la deuda, Irlanda pidió a la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) un programa de ayuda por 85.000 millones de euros, que abandonó con éxito en diciembre de 2013.