Tráfico | T 57° H 93%

Latinoamérica

Cinco años de libertad vigilada a un exguerrillero chileno por el crimen de un senador

WUNI News
08/11/2014 11:55 AM

Santiago de Chile, 11 ago (EFE).- El exguerrillero chileno Enrique Villanueva Molina fue condenado hoy a cinco años de libertad vigilada como autor intelectual del homicidio del senador derechista Jaime Guzmán Errázuriz, en 1991, informaron fuentes judiciales.

El fallo del juez Mario Carroza fue criticado tanto por el condenado, que se declara inocente, como por la Unión Demócrata Independiente (UDI), el partido de Guzmán, que considera que merecía una mayor pena.

Guzmán es considerado el principal autor de la Constitución que el dictador Augusto Pinochet impuso en Chile en 1980 y el máximo ideólogo de la UDI, partido que respaldó a la dictadura.

El Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), al que perteneció Villanueva, se dividió tras el restablecimiento de la democracia en Chile y una facción denominada autónoma asesinó a Guzmán cuando salía de impartir una clase en la Universidad Católica, el 1 de abril de 1991.

Villanueva, alias “Comandante Eduardo” en el FPMR, fue procesado como autor intelectual del delito de atentado terrorista con resultado de muerte, sobre la base de que formaba parte de la cúpula del grupo cuando se planificó el atentado Guzmán.

El juez Carroza, según las fuentes, tomó en cuenta “la irreprochable conducta anterior” del imputado y aplicó además “la media prescripción” del delito debido al tiempo transcurrido, para aplicar la pena de cinco años y el beneficio de la libertad vigilada, en lugar de los 15 años recomendados por la Fiscalía.

El secretario general de la UDI, Javier Macaya, dijo a la edición electrónica del diario La Tercera que “uno no puede dejar de sentir impotencia, frustración por la pena aplicada”.

“Uno no deja de sentir indignación por la baja pena y que la cumpla en libertad”, añadió.

Villanueva, un exsuboficial de la Fuerza Aérea que fue encarcelado por oponerse al golpe militar de Pinochet en 1973, se ha declarado inocente del crimen.

En círculos cercanos al FPMR ha sido acusado de haber sido un doble agente, que trabajaba también para “La Oficina”, un organismo estatal de inteligencia en los años 90, período en que la facción autónoma del grupo guerrillero fue desarticulada.

No obstante, se transformó tras el fallo de hoy en el único condenado por el crimen de Jaime Guzmán, algunos de cuyos autores están fuera del país, varios de ellos tras escapar en helicóptero de una cárcel de alta seguridad en diciembre de 1986.

Uno de ellos, Mauricio Hernández Norambuena, actualmente condenado por secuestro en Brasil, fue quien acusó, en una entrevista, a Villanueva Molina de haber sido un doble agente.

Otro presunto implicado, Sergio Galvarino Apablaza, vive en Argentina, donde el gobierno de Cristina Fernández le otorgó hace algunos años el estatus de refugiado, después que la Justicia de ese país había aprobado su extradición a Chile.

Se presume que otro de los prófugos del helicóptero, Ricardo Palma Salamanca, vive en Cuba, cuyas autoridades lo han negado, y que Miguel Ángel Peña, también vinculado al crimen, vive en Bélgica.

El pasado julio, Alemania negó la extradición a Chile de la sicóloga francesa Marie Emmanuelle Verhoeven, “Comandante Ana” en el FPMR para ser procesada también por el crimen de Jaime Guzmán.

Roberto Celedón, abogado defensor de Enrique Villanueva, apeló de inmediato el fallo del juez Carroza, por lo que el caso será visto ahora por la Corte de Apelaciones de Santiago.

“Es el final de un juicio absolutamente irregular, en el que se han aplicado leyes que incluso están derogadas y en que no se ha presentado ninguna prueba”, comentó Villanueva a los periodistas a la salida del tribunal.

“No hay absolutamente ninguna prueba de mi participación porque yo no participé y ni siquiera estuve de acuerdo