Tráfico | T 50° H 59%

Clima

El tifón “Halong” se aleja de Japón dejando 10 muertos y 500.000 evacuados

WUNI News
08/11/2014 5:44 AM

Tokio, 11 ago (EFE).- El poderoso tifón “Halong” llegó hoy al Mar de Japón tras su paso, durante el fin de semana, por este país, donde ha dejado un total de 10 muertos y 2 desaparecidos, decenas de heridos y hasta 500.000 evacuados, así como centenares de vuelos cancelados.

El “Halong” abandonó el archipiélago nipón esta mañana, aunque la Agencia Meteorológica nipona (JMA) mantiene la alerta en varias regiones del norte y del centro del país debido a que aún se prevén fuertes vientos e intensas precipitaciones.

La agencia nipona decidió rebajar la calificación del “Halong” a depresión extratropical mientras éste continúa su evolución hacia el noroeste con una trayectoria próxima a la isla septentrional de Hokkaido.

Diez personas murieron en accidentes relacionados con el fenómeno meteorológico, como desbordamientos de ríos y canales, desplazamientos de tierra y golpes de viento, mientras que otras dos personas permanecen desaparecidas y varias decenas resultaron heridas, informó la agencia Kyodo.

Asimismo, las autoridades ordenaron o recomendaron la evacuación de hasta 500.000 hogares en la prefectura de Mie (sur).

Unos 330 vuelos fueron cancelados sólo el domingo, que se sumaron a los 500 suspendidos el sábado, la mayoría de ellos operados por las dos principales compañías niponas, Japan Airlines (JAL) y All Nippon Airways (ANA).

Estas cancelaciones afectaron a decenas de miles de personas en una época de numerosos desplazamientos domésticos debido al comienzo de la festividad tradicional japonesa “O-bon”, en la que se honra a los fallecidos.

El onceavo tifón de la temporada dejó precipitaciones torrenciales de más de 1.000 milímetros en las prefecturas de Mie, Kochi y Tokushima, todas ellas al sur del país, donde varias localidades quedaron totalmente inundadas.

También se registraron inundaciones en otras regiones del centro de Japón como Tokai, Chiba o Kanto, la más poblada del país y donde se ubica el área metropolitana de Tokio, lo que provocó la suspensión de algunas líneas ferroviarias de alta velocidad y el cierre de carreteras.