Tráfico | T 39° H 93%

Mundo

El Estado Islámico toma el control de 6 localidades en la provincia siria de Alepo

WUNI News
08/13/2014 6:53 AM

El Cairo, 13 ago (EFE).- El yihadista Estado Islámico (EI) se ha hecho con el control de seis localidades en el noreste de la provincia siria de Alepo (norte del país), tras duros enfrentamientos con otras organizaciones islamistas rivales.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) informó hoy en un comunicado de que el EI ocupó las aldeas de Al Masudiya, Al Aziziya, Dubiq, Al Gour, Turkoman y Ajtarin, tras la retirada del Frente al Nusra -filial de la red terrorista Al Qaeda en Siria-, junto a otras facciones armadas islamistas.

Ajtarin es considerada una zona estratégica para el EI porque le ha abierto la puerta hacia las localidades de Marea, el más importante feudo del rival Frente Islámico; y de Azaz, cerca de la frontera turca, por lo que se espera que estas zonas sean los dos próximos objetivos de la organización yihadista.

La entrada del EI en esas seis localidades se enmarca en sus intentos de hacerse con el control del norte de Alepo, que sumaría a sus posiciones en las provincias orientales de Al Raqa y Deir al Zur.

Los combates entre el EI, por un lado, y el Frente al Nusra y las brigadas islamistas aliadas, por el otro, han causado un número indeterminado de muertos y heridos en ambos bandos, mientras prosiguen los enfrentamientos en los alrededores de la aldea Arshaf.

El OSDH también destacó que la Brigada Daud al Islami, que juró a principios de junio pasado lealtad al EI, tuvo un importante participación en los choques y la ocupación de esas seis localidades.

Tras unirse al EI, esa brigada trasladó a sus combatientes y armas de la aldea de Sermin, ubicada en la provincia de Idleb (oeste de Siria) a las zonas bajo control del EI, en la provincia de Al Raqa.

El pasado domingo, el EI se hizo con el control de tres localidades en el este de la provincia siria de Deir Zur, tras varios días de enfrentamientos con los combatientes tribales de estas zonas.

El grupo controla gran parte de Deir al Zur, donde varias tribus y organizaciones armadas le han jurado lealtad ante su poderío militar.

La organización extremista suní proclamó a finales de junio un califato en Irak y Siria, tras avanzar sobre el terreno.