Tráfico | T 44° H 47%

Economía

El Gobierno español permite a Repsol hacer sondeos petrolíferos en Canarias

WUNI News
08/13/2014 6:46 AM

Madrid, 13 ago (EFE).- El Ministerio español de Industria autorizó a la petrolera Repsol a ejecutar hasta tres sondeos exploratorios en busca de hidrocarburos en aguas del archipiélago de las Canarias (Atlántico), según publicó hoy el Boletín Oficial del Estado (BOE).

A través de una resolución se permite a Repsol realizar esos sondeos en tres puntos concretos: Sandía (3.170 metros de profundidad, los 870 primeros de agua), Chirimoya (a 3.000 metros de profundidad, 1.019 de agua) y Zanahoria (6.900 metros de profundidad, 1.022 de agua).

Para poder realizar esos trabajos, a unos cincuenta kilómetros de las islas canarias de Lanzarote y Fuerteventura, la petrolera deberá instalar sistemas de control de la sismicidad en las costas de ambas para monitorizar en un radio de veinte kilómetros alrededor del sondeo cualquier movimiento que se produzca en el subsuelo a causa de las perforaciones.

Repsol obtuvo los primeros permisos para explorar posibles hallazgos petrolíferos en los fondos marinos del archipiélago canario en 2001, pero el Tribunal Supremo español anuló los anuló porque carecían de las precauciones ambientales exigidas por la ley.

Finalmente, en 2012 el Gobierno de Mariano Rajoy (centroderecha) concedió permisos a la petrolera para realizar los sondeos en la zona, a condición de cumplir el procedimiento de impacto ambiental.

Para empezar estos sondeos, la española Repsol deberá constituir un seguro de responsabilidad civil por un mínimo de 40 millones de euros (equivalentes a unos 53 millones de dólares) para hacer frente a eventuales daños, y otra garantía financiera de 20 millones de euros (unos 26 millones de dólares) para cubrir responsabilidades ambientales.

Asimismo, se estableció que las perforaciones se detendrán si en un radio de 75 kilómetros del sondeo se produce un terremoto natural con intensidad superior a 4,5 en la escala de Richter.

Tras el final de cada sondeo, Repsol tendrá seis meses como máximo para presentar todos los informes sobre los mismos.

La autorización para los sondeos, que tiene una vigencia de tres años, subrayó que en caso de amenaza de daño a las personas, los bienes o al medioambiente, “Repsol detendrá inmediatamente las operaciones adoptando las medidas adecuadas”.

El pasado mes de julio, Repsol ya anunció su intención de empezar las prospecciones en el último trimestre de este año.

El proyecto de prospecciones petrolíferas en España, que también está previsto que se realicen en otras zonas del país, ha generado polémica, con diversidad de opiniones que van desde la promoción de la iniciativa como impulsora de desarrollo y creadora de empleo hasta su rechazo como amenaza al medio ambiente de las islas.