Tráfico | T 63° H 46%

Economía | Nacionales

Yellen y Draghi, estrellas en retiro de banqueros centrales de Jackson Hole

WUNI News
08/22/2014 4:56 AM

Washington, 21 ago (EFE).- Los principales titulares de bancos centrales comienzan hoy su habitual reunión estival en el complejo vacacional de Jackson Hole (Wyoming), donde está prevista la participación de la presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen, y el del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi.

Probablemente el lugar de la reunión, en pleno Parque Nacional del Grand Teton y a 2.000 metros de altitud, no sea el emplazamiento donde se esperaría encontrar a tal cantidad de prestigiosos economistas, líderes financieros y banqueros centrales, pero desde 1982 se ha convertido en una punto de referencia en política monetaria global.

Y todo ello, porque se quería atraer al entonces presidente de la Fed, Paul Volcker, amante de la pesca de río.

Cada edición se centra en un tema, y en esta ocasión, el título del encuentro es “Revaluando las dinámicas del Mercado Laboral”, algo especialmente relevante teniendo en cuenta el más lento de lo habitual descenso del desempleo en Estados Unidos a medida que la recuperación avanza.

La intervención de Yellen, el viernes por la mañana, es obviamente la más esperada, aunque todos los analistas consideran que no aprovechará la ocasión para realizar algún gran anuncio en política monetaria.

No obstante, todavía se recuerdan las participaciones del predecesor de Yellen, Ben Bernanke, en 2010 y 2012 cuando utilizó su discurso en Jackson Hole para dejar entrever su intención de aplicar dos nuevas rondas del multimillonario programa de inyección de liquidez para continuar con el estímulo monetario, lo que provocó olas de agitación financiera.

Por ello, los mercados aguardan con ansiedad la cita y estudiarán con detalle la conferencia de la presidenta del banco central estadounidense para anticipar cualquier indicio sobre la fecha de la posible subida de tipos de interés de referencia, actualmente entre el 0 % y el 0,25 % desde finales de 2008.

La gran pregunta es si la Fed iniciará esta subida de tipos demasiado pronto, lo que podría dañar la recuperación incipiente; o demasiado tarde, lo que podría afectar a los riesgos financieros y la inflación.

“Creo que estamos en riesgo de hacer lo que la Fed ha hecho demasiado a menudo: permanecer quietos demasiado tiempo”, aseguró la pasada semana Richard Fisher, considerado “halcón” y presidente de la Fed de Dallas, al defender una subida de tipos a “comienzos” de 2015.

Los analistas ubican a Yellen en el grupo de las “palomas”, aquellos miembros de la Reserva más concentrados por el empleo frente a los “halcones”, más preocupados por la inflación.

Por ello, apuntan a que de momento gana el bando de los pacientes, que ven la recuperación como insuficiente.

Los últimos indicadores económicos parecen dar la razón a este grupo dado un menor ritmo de crecimiento en 2014 del esperado, cuya tasa de crecimiento de Estados Unidos para finales de año se ha rebajado en un punto en solo unos meses a torno el 2 %.

Además, Yellen ya ha advertido recientemente que aunque el desempleo ha bajado de manera progresiva, uno de sus quebraderos de cabeza es la cantidad de trabajadores que solo logran un empleo a tiempo parcial.

Sin embargo, las actas de la reunión de la Fed de julio reveladas esta semana demuestran que el debate interno se ha caldeado, y han dejado traslucir la posibilidad de una subida de tipos “antes de lo esperado” si se consolida la recuperación.

Tras la presidenta de la Fed, el turno será para Draghi, quien ofrecerá la perspectiva desde del otro lado del Atlántico, en cuya zona euro la salida de la aguda crisis aún parece muy tímida y con una tasa de desempleo notablemente por encima de la estadounidense (6,2 % en Estados Unidos frente al 11,5 % en la zona euro).

Si la Fed está planteándose la salida del estímulo, el BCE se encuentra inmerso de pleno en el empujón monetario ante la anémica recuperación del euro, y lo que ha llevado a Draghi a aplicar tasas de interés de negativas, por primera vez en la historia de la unión monetaria.

Asimismo, estarán presentes en la exclusiva reunión el gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, cuya institución también ha emprendido medidas de estímulo monetario sin precedentes; y el del Banco Central de Brasil, Alexandre Tombini, que ha enfrentado recientes episodios de volatilidad financiera y sobrecalentamiento de la economía.