Tráfico | T 46° H 71%

Mundo

Asesinan a cuatro presos misquitos en el interior de una cárcel hondureña

WUNI News
08/24/2014 7:33 PM

Tegucigalpa, 22 ago (EFE).- Cuatro indios misquitos recluidos en la Penitenciaria Nacional, la principal cárcel de Honduras, fueron asesinados hoy a tiros por otro preso, quien presuntamente actuó por encargo de bandas delictivas, informó hoy una fuente oficial.

El subdirector del sistema penitenciario hondureño, Obdulio Sabillón, dijo a los periodistas que el preso José Chichilla, condenado a 32 años de cárcel por asesinato, llevó a los misquitos a su celda y “allí los liquidó con una pistola 9 milímetros”.

Los fallecidos fueron identificados como Nelsón Oliva, Tanael Ordóñez, Rodolfo Breve y Melvin Umaña, quienes ingresaron a la cárcel el pasado 3 de julio acusados de asociación ilícita y almacenamiento de armas de guerra, según el informe de las autoridades del sistema penitenciario, compuesto por 24 cárceles.

Sabillón señaló que al parecer los aborígenes misquitos fueron asesinados “por encargo de bandas del crimen organizado”, sin precisar más detalles.

Agregó que las autoridades hondureñas realizan las investigaciones para determinar cómo el preso logró ingresar el arma a la prisión.

El crimen se registra una semana después de que autoridades de la Policía y el Ejército hondureño decomisasen decenas de televisores y otro tipo de electrodomésticos, muebles y mascotas, como una lora y tres perros de raza, a pandilleros recluidos en la Penitenciaria Nacional, ubicada unos 25 kilómetros al norte de Tegucigalpa.

Las cárceles hondureñas, que albergan a unas 13.000 personas cuando su capacidad es para unas 8.000, son consideradas una “bomba de tiempo” por el hacinamiento y otras condiciones infrahumanas en las que viven los presos, lo que reconocen las máximas autoridades de la nación centroamericana.

A finales de julio pasado el Gobierno que preside Juan Orlando Hernández ordenó la intervención de las 24 cárceles del país y nombró nuevas autoridades en el sistema penitenciario, tras la fuga de siete presos de un centro penal.