Tráfico | T 53° H 100%

Mundo

Israel intensifica los ataques y Netanyahu advierte de que no hay lugar seguro

WUNI News
08/25/2014 12:21 PM

Gaza/Jerusalén, 24 ago (EFE).- La aviación de guerra israelí intensificó hoy sus bombardeos sobre Gaza al tiempo que el primer ministro, Benjamin Netanyahu, advirtió a la población gazatí de que Israel atacará todo edificio en el que crea que se oculta el movimiento islamista Hamás.

En declaraciones al inicio de la reunión dominical del gabinete, el jefe del Gobierno israelí desoyó, además, la reciente petición de la ONU de que ponga fin a los ataques y aseguró que estos proseguirán “hasta que Israel logre sus objetivos de seguridad”.

“Pido a todos los habitantes de Gaza que desalojen todo lugar desde el que Hamás lleva a cabo su actividad terrorista. Cada uno de esos lugares es un objetivo para nosotros”, afirmó Netanyahu según un comunicado de la oficina del primer ministro.

“La operación proseguirá hasta que consigamos nuestros objetivos. Quizá tome un poco de tiempo, y estamos preparados para la posibilidad de que la campaña (bélica) continúe una vez que se inicie el año escolar”, previsto para la primera quincena de septiembre, agregó.

El sábado, y durante una conversación telefónica, el secretario general de la ONU, Ban ki-moon, instó a Netanyahu a cesar con los bombardeos y a regresar a la mesa diálogo en El Cairo en busca de un alto el fuego permanente que permita recuperar las negociaciones para la solución global del conflicto palestino-israelí.

Hamás también advirtió el sábado de que proseguirá con sus ataques mientras no se presente una propuesta que incluya sus demandas, incluida la de que el alto el fuego coincida con el levantamiento del bloqueo.

Los enfrentamientos se reanudaron el pasado martes después de que ambos contendientes se responsabilizaran mutuamente de romper las cuarta y última de las treguas acordadas para buscar una salida negociada.

Desde entonces, Israel ha intensificado sus ataques sobre toda la superficie de Gaza, que han causado la muerte a cerca de un centenar de personas, incluidos tres altos mandos de las brigadas Azedim al Kasem, brazo armado de Hamás.

Las milicias han aumentado igualmente el lanzamiento de cohetes y morteros contra el territorio israelí que supusieron el viernes la muerte de un niño de cuatro años en un kibutz cercano a la frontera.

Los bombardeos fueron especialmente intensos en las últimas 24 horas, en las que aviones de guerra israelíes han destruido dos importantes edificios en el norte y el sur de la Franja, y matado al menos a quince personas, casi la mitad de ellas niños que hoy debían haber iniciado el curso escolar.

Según Ashraf al Qedra, portavoz del ministerio de Salud en la Franja, tres niños y a su madre perecieron hoy en un bombardeo contra una vivienda en el campo de refugiados palestinos de Jabalia, en el norte de Gaza.

Testigos informaron a Efe, por su parte, de que la aviación israelí lanzó doce misiles contra ocho edificios en la localidad meridional de Jan Yunis, en un ataque que al parecer no ha causado víctimas y cuya intensidad calificaron de “sin precedentes”.

Además, un adulto murió este domingo, igualmente, en un ataque contra la vivienda de la familia al Talllini, en la localidad central de Deir al Balah, en el que otras 10 personas resultaron heridas.

Al Qedra no descartó que la cifra de víctimas mortales pueda subir en este último ataque, ya que los servicios de emergencia aún trabajan entre los escombros.

Esta madrugada, aviones de combate israelíes mataron a otros dos palestinos que viajaban en una motocicleta por el centro de Gaza, en un ataque en el que también resultaron heridas al menos 10 personas más.

Además, dos menores palestinos perdieron la vida en un ataque contra un edificio civil en el barrio de sheij Radwan, mientras que otro persona murió al ser alcanzando por un misil israelí el vehículo en el que viajaba cerca del principal estadio de la Franja.

El Ejército israelí asegura que una de estas víctimas es Mohamad Oul, supuesto responsable de las finanzas de Hamás, información que no ha confirmado ni desmentido el citado movimiento islamista.

Cinco personas de una misma familia perdieron la vida, por su parte, en un bombardeo sobre otro inmueble en el barrio de Tel al Zaatar, en el norte de la Franja.

Con estas nuevas muertes, asciende a 2.113 la cifra oficial de víctimas mortales palestinas en los 48 días de bombardeos de Israel sobre la asediada Franja, en su gran mayoría civiles y una cuarta parte de ellos niños.

En el conflicto también han perecido 64 soldados israelíes en combates con milicias palestinas, y dos civiles israelíes -uno de ellos el menor citado- un beduino y un trabajador asiático.

Además, y de acuerdo con las cifras de la ONU, más de 450.000 personas se han visto obligadas a abandonar sus casas y a convertirse en desplazadas internas, cifra que supone una cuarta parte de la población de la depauperada Franja.

Por Saud Abu Ramadán y Javier Martín