Tráfico | T 35° H 72%

Mundo

Kiev informa de intensos combates y de numerosas bajas entre los separatistas

WUNI News
08/27/2014 6:15 AM
Actualizada: 08/28/2014 12:59 PM

Kiev, 27 ago (EFE).- El mando militar ucraniano informó de intensos combates en las regiones orientales de Donetsk y Lugansk, en los que, según el comunicado oficial, las fuerzas gubernamentales han infligido numerosas bajas a las milicias separatistas prorrusas.

“Las pérdidas del enemigo son: tres tanques, dos blindados, cuatro morteros, un camión y una lanzadera de misiles de bocas múltiples ‘Smerch’. También han sido aniquilados 225 terroristas”, se afirma en el parte de situación para las 07.00 horas de hoy (04.00 GMT).

La información ofrecida por el mando ucraniano, que de momento no ha sido confirmada por otras fuentes, señala que ese gran número de bajas fue resultado del empleo de artillería contra concentraciones de milicianos prorrusos en las proximidades de las ciudades de Gorlovka e Ilovaisk, en la región de Donetsk.

El parte militar, que no consigna bajas entre los efectivos ucranianos, admite que en la región de Lugansk los separatistas intentan retomar el control sobre las ciudades de Novosvétlovka y Jriashevátoye, defendidas por las tropas ucranianas.

“Se han reanudado los ataques con artillería desde el lado de la Federación de Rusia. En particular, fueron atacadas las posiciones de la infantería ucraniana junto a la localidad de Makárovo”, añade.

Según el mando ucraniano, en la últimas veinticuatro horas ha continuado el envío de armamento pesado y vehículos militares de las Fuerzas Armadas de Rusia a las regiones fronterizas con Ucrania, en particular a la de Rostov.

A juzgar por el comunicado, la situación en el este de Ucrania no ha experimentado mayores cambios después del cara a cara que mantuvieron anoche en Minsk los presidentes de Ucrania, Petró Poroshenko, y Rusia, Vladímir Putin.

En la primera reunión de ambos mandatarios, Putin llamó a iniciar cuanto antes un proceso de paz en el este de Ucrania.

El jefe del Kremlin, que insistió en que Rusia no es parte del conflicto, aseguró que su país hará todo lo posible para impulsar este proceso de paz.

“Lo que podemos es contribuir a crear una atmósfera de confianza durante este, bajo mi punto de vista, muy necesario proceso negociador”, dijo.