Tráfico | T 40° H 79%

Mundo

La UE y Cuba se sientan en Bruselas a negociar la cooperación

WUNI News
08/27/2014 9:14 PM

Bruselas, 27 ago (EFE).- La Unión Europea y Cuba iniciaron hoy la primera jornada de la segunda ronda de negociación para la firma de un acuerdo bilateral, en la que se centran en el aspecto de la cooperación, dejando fuera las cuestiones políticas, las delicadas de este proceso.

“Esta segunda ronda se centra en la cooperación de cara al futuro acuerdo. No se abordarán cuestiones políticas e institucionales más amplias”, afirmaron fuentes comunitarias al término de la primera parte del encuentro, que comenzó a las 08:00 GMT y duró más de nueve horas, según apuntaron otras fuentes diplomáticas a Efe.

Durante las negociaciones, se constató que “hay un compromiso muy constructivo, con un equipo cubano bien preparado, listo para buscar soluciones y aportando nuevas ideas a la mesa” de diálogo, añadieron las citadas fuentes comunitarias.

Mañana se reanudarán los trabajos con otra sesión centrada en explorar las líneas maestras de los aspectos comerciales del acuerdo y relativas a las inversiones.

No se conocerán más detalles sobre los posibles avances logrados hasta el término de la ronda, cuando la delegación europea presentará su primera propuesta del capítulo relativo al comercio e inversiones y ofrecerá una rueda de prensa, según las fuentes europeas.

Por su parte, las mencionadas fuentes diplomáticas justificaron a Efe la escasez de comunicaciones durante las negociaciones con la “sensibilidad” de las cuestiones tratadas en ambas partes.

Cuba es el único país de América Latina con el que la UE no tiene un acuerdo bilateral y al que los Veintiocho aplican la conocida como “posición común”, que condiciona el diálogo con la isla comunista a avances democráticos y en materia de derechos humanos.

Esta política fue aprobada en diciembre de 1996 a instancias del entonces presidente español, el conservador José María Aznar, un mes después de que Cuba derribara dos avionetas civiles del exilio cubano de Miami y ante el aumento de la represión de la disidencia interna.

El pasado mes de febrero, tras más de un año de contactos exploratorios, los Veintiocho decidieron dar luz verde a la negociación de un acuerdo de diálogo político y cooperación con Cuba, tras lo que La Habana mostró su conformidad con el proceso.

El objetivo del bloque europeo es profundizar sus relaciones con la isla, acompañar las reformas emprendidas por el Gobierno dirigido por Raúl Castro y fomentar un mayor respeto por los derechos humanos en el país.

Ésta es la segunda ronda de negociaciones celebrada entre Cuba y la Unión Europea, después de los encuentros mantenidos en La Habana en abril en los que se acordó una hoja de ruta para el proceso de negociación y se pactó la estructura general del futuro acuerdo.

El viceministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Abelardo Moreno, vuelve a encabezar la delegación de la isla, mientras que al frente del grupo negociador comunitario repite el director general para América del Servicio Europeo de Acción Exterior, Christian Leffler.

Tras la primera ronda celebrada el pasado abril, Leffler mostró el convencimiento de la UE de que ambas partes pueden avanzar “hacia un acuerdo sólido, ambicioso y constructivo en el contexto actual”.

Apenas un mes antes, el alto funcionario comunitario había recalcado que “las cosas se están desarrollando en Cuba”.

“Despacio, pero hay cambios bastante importantes en áreas de la economía y las estructuras sociales y áreas más cercanas a la esencia de la política y los derechos políticos”, aseguró entonces Leffler en una comparecencia ante la Comisión de Exteriores del Parlamento Europeo.

Las rondas se celebrarán cada dos meses, alternando Bruselas y La Habana, y durante las negociaciones la UE mantendrá su “posición común” hacia Cuba, que no puede ser retirada salvo que exista un acuerdo unánime de los 28 Estados miembros.