Tráfico | T 56° H 97%

Mundo

Reino Unido reacio a unirse a los ataques aéreos de EE. UU. contra el Estado Islámico en Siria

WUNI News
08/28/2014 8:52 AM

Londres, 28 ago (EFE).- El Gobierno británico no tiene intención de unirse a Estados Unidos en los ataques aéreos contra militantes del Estado Islámico (EI) en el norte de Siria, según indica hoy el diario “The Times”.

De acuerdo con este periódico, el presidente de EE. UU., Barack Obama, quiere establecer si aliados como el Reino Unido o Australia accederán a bombardear el área de Siria donde se refugian los yihadistas tras haber atacado al vecino Irak.

Desde Downing Street -residencia y despacho oficial del Primer Ministro- se ha insistido en que no se ha solicitado que el Reino Unido se una a esos ataques aéreos que ya realiza EE. UU. contra los extremistas.

El Ejecutivo es reacio a aumentar más su implicación en una campaña en la que ya aporta aviones de guerra que llevan a cabo operaciones de vigilancia sobre Irak en apoyo de la Administración de Obama, según el citado rotativo.

El Gobierno ha apuntado también que éste no es un asunto que se esté analizando actualmente pese a que algunos medios han señalado que el presidente estadounidense confía en aprovechar la Cumbre de la OTAN, la próxima semana en Gales, para que algunos aliados occidentales como el Reino Unido o Australia se unan a su campaña aérea, de acuerdo con esta información.

Estados Unidos ha lanzado ataques aéreos contra militantes del EI en el norte de Irak a fin de ayudar a las tropas kurdas e iraquíes a combatir la ofensiva yihadista.

“No se nos ha pedido que llevemos a cabo ataques aéreos y esto no es algo que se esté debatiendo ahora mismo”, según explicó un portavoz del Gobierno británico en declaraciones divulgadas por “The Times”.

Esta fuente oficial agregó que Reino Unido continúa centrado en “apoyar al Gobierno de Irak y a las fuerzas kurdas para que puedan contraatacar la amenaza que plantea el EI, por ejemplo con la visita de nuestro enviado de Seguridad a Irak esta semana y con la provisión de suministros a las fuerzas kurdas”.

Según “The Times”, Obama pidió al Pentágono que tanteara a los aliados para saber su posición con respecto a este asunto.

Un político conservador cuya identidad no se ha revelado dijo al citado periódico que el primer ministro británico, “David Cameron, simplemente no va a querer involucrarse estando las elecciones tan cerca, incluso aunque sea lo adecuado. Los riesgos son demasiado altos”.